Inicio

Competencias verdes para el desarrollo sostenible

2 Noviembre 2015

Un factor crítico en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, que fueron adoptados en la Cumbre de las Naciones Unidas en septiembre de 2015, es el reconocimiento de las prácticas amigables con el medioambiente en los sectores económicos formales e informales. En este sentido, el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL, por sus siglas en inglés) y el Centro Internacional de la UNESCO para la Enseñanza y la Formación Técnica y Profesional UNEVOC en el Instituto de Educación de Hong Kong (HKIEd, por sus siglas en inglés), dieron inicio a un nuevo estudio de investigación titulado La Inclusión de Competencias Ecológicas en el Reconocimiento,Validación y Acreditación (RVA) del Aprendizaje No Formal e Informal. Este estudio comparativo fue desarrollado con instituciones de investigación y de formulación de políticas en seis países de la región de Asia y el Pacífico:
1) Centro Internacional de Educación, Instituto Técnico de Economía Zhenjiang (ITEZJ, por sus siglas en inglés) de China y el Politécnico de Shenzhen (SZPT, por sus siglas en inglés) de Hong Kong SAR de China;
2) Ciudad y Asociaciones de Manipal, India;
3) Instituto Nacional de Educación Técnica y Desarrollo de Habilidades (NITESD, por sus siglas en inglés), Filipinas;
4) Consejo para la Educación Técnica y la Formación Profesional (CTEVT, por sus siglas en inglés), Nepal;
5) Academia Nacional de Educación, Kazajstán;
6) Universidad Islámica de Tecnología (IUT, por sus siglas en inglés), Bangladesh.

Razones para la realización de la investigación: reconocimiento de habilidades ecológicas en las economías formales e informales

Uno de los principales objetivos de esta investigación es estudiar el papel del RVA en la promoción de prácticas amigables con el medioambiente o “habilidades ecológicas” en las pequeñas y microempresas. Las habilidades ecológicas requieren más atención de los mecanismos de reconocimiento, ya que se basan en actitudes, valores y comportamientos éticos adquiridos a través del aprendizaje no formal e informal en el puesto de trabajo. Las pequeñas y microempresas han tardado en reconocer las prácticas amigables con el medioambiente, a pesar de la existencia de políticas gubernamentales y de la legislación ambiental. A diferencia de las grandes compañías, la mayoría de las pequeñas y microempresas siguen careciendo de sus propios métodos de evaluación y reconocimiento de competencias amigables con el medioambiente y hacerlas visibles. Por otra parte, mientras que las prácticas de RVA han sido utilizadas principalmente en el sector de la educación, aún no se ha explorado su potencial en contextos relacionados con el trabajo en las pequeñas y microempresas.

La importancia del reconocimiento, validación y acreditación (RVA)

En un simposio organizado por HKIEd el 26 y 27 de agosto de 2015, los expertos nacionales adquirieron una mayor conciencia del RVA como un poderoso mecanismo para el reconocimiento de las habilidades ecológicas. Los expertos analizaron los resultados preliminares de un cuestionario semi-estructurado elaborado por HKIEd y UIL para la recolección de datos. Los temas cubiertos incluyeron el mapeo de las prácticas amigables con el medio ambiente en las diversas industrias; el uso de los mecanismos del RVA; y los factores y principios que contribuyen al desarrollo de habilidades ecológicas y su inclusión en el RVA.

Uno de los puntos importantes que surgió desde el Simposio, fue que el reconocimiento, validación y acreditación (RVA) se convierta en una inversión más rentable para las empresas cuando se exprese en términos de estándares industriales y se vincule a los marcos nacionales de cualificaciones (MNC). Además, el RVA hace visible la aplicación de las habilidades ecológicas en el contexto laboral. Para promover eficazmente el reconocimiento de las habilidades ecológicas, es importante vincular el RVA a los intereses de los diferentes grupos de interés, como los empresarios, trabajadores, asociaciones profesionales y los proveedores de educación y formación.

La importancia de los resultados para los Estados Miembros de la UNESCO

En 2016 serán publicados los resultados del estudio comparativo La Inclusión de Competencias Ecológicas en el Reconocimiento,Validación y Acreditación (RVA) del Aprendizaje No Formal e Informal. Esta publicación destacará las diferencias entre las empresas en las economías formales e informales a través de cuatro sectores: la hostelería, la industria automotriz, la gestión de residuos en el sector de servicios, y la producción de PVC en el sector manufacturero.

Para informar las políticas gubernamentales en la región de Asia y el Pacífico, se pondrá a prueba un modelo para el desarrollo de habilidades ecológicas y su inclusión en el RVA en unos pocos países seleccionados entre los participantes. Con el apoyo de responsables políticos y profesionales, el modelo se ampliará para ayudar a otros países de la región a promover el desarrollo sostenible y las políticas y prácticas del aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Destacando la importancia del estudio, Arne Carlsen, Director del UIL, dijo: "El estudio no sólo abordará los desafíos de la integración del RVA en las políticas de desarrollo de recursos humanos de las pequeñas y microempresas en las economías formales e informales, sino que se espera que de lugar a un cambio de política en relación con la adopción de prácticas amigables con el medio ambiente".