Inicio

Programa de Educación y Capacitación Permanente, Chile

  • Date published:
    17 Abril 2014

Descripción general del programa

Nombre del programa Programa de Educación y Capacitación Permanente, Chilecalifica
Organización responsable de la implementación Ministerios de Educación, Trabajo y Economía, Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE; Fundación Chile
Lengua de instrucción Español
Financiación El gobierno federal y el Banco Mundial
Fecha de inicio 2002 – 2010

Antecedentes y contexto

Durante los últimos 20 años, Chile ha sido una de las economías de más rápido crecimiento del mundo y uno de los países más estables y prósperos de América Latina. Sin embargo, en 2002, todavía había más de 4,4 millones de personas en el país sin escolarizar o con una educación primaria y/o secundaria incompleta. También había casi 500 000 adultos analfabetos, lo que representaba el 4,3% de la población. Por otra parte, Chile ha afrontado otros desafíos, como la falta de coordinación entre las modalidades de educación formal, no formal e informal, la falta de vínculos entre la educación formal y el mercado laboral, así como la falta de un sistema de información que mantenga a los individuos al tanto de las demandas del sector productivo y de las ofertas del sistema educativo.

Durante la dictadura militar de 1973 a 1989, el gobierno prestó poca atención a la educación de adultos. Más bien, las inversiones financieras federales se centraron principalmente en servicios básicos dirigidos a niños y jóvenes. Aunque desde el restablecimiento de la democracia en el país en 1990 se han producido cambios positivos en materia de inversiones en educación de adultos, estas siguen siendo limitadas en comparación con las de la educación formal de niños y jóvenes. En la actualidad, el sistema educativo se estructura en torno a un período obligatorio de 12 años compuesto por la enseñanza primaria y secundaria y en un periodo de educación superior no obligatoria. La educación primaria consta de dos ciclos de cuatro años y la secundaria de dos años de educación básica, seguidos de otros dos años adicionales en los que los alumnos pueden elegir entre la formación regular (científico-humanista), artística y profesional.

Con el fin de mejorar el desarrollo del capital humano de Chile y resolver algunas de estas carencias educativas, el gobierno federal desarrolló, en 2002, un proyecto piloto de seis años conocido como Programa de Educación y Capacitación Permanente, Chilecalifica, que se prolongó hasta 2010. Chilecalifica fue un programa sin precedentes en el sentido de que integró la educación, el trabajo y la economía combinando los esfuerzos de tres ministerios –el de Educación, el de Economía y el de Trabajo – así como las experiencias positivas que se habían adquirido anteriormente en iniciativas de educación de jóvenes y adultos y de capacitación laboral. Sus esfuerzos también fueron innovadores, ya que fueron más allá del gobierno e incorporaron elementos de la sociedad civil y del sector privado. Chilecalifica fue una iniciativa amplia que incluyó muchas acciones, como la educación de adultos y un proceso de certificación para reconocer las competencias laborales.

Hasta la fecha, las iniciativas que se diseñaron mediante Chilecalifica se están implementando como parte de las acciones de los diferentes ministerios. En particular, el Ministerio de Educación está llevando a cabo la «nivelación de estudios», que fue impulsada en gran medida por el programa.

El programa Chilecalifica

La principal estrategia de Chilecalifica fue implementar acciones innovadoras y potenciar el cambio en los tres tipos de aprendizaje: en el formal, en el no formal y en el informal, integrando la educación, el trabajo y la economía. Es así como el programa sentó las bases para el establecimiento de varias iniciativas:

  • Nivelación de estudios: creado para brindar la oportunidad de terminar los 12 años obligatorios de educación primaria y secundaria de una manera flexible. Esta acción consistió en un programa de alfabetización y un programa flexible de formación de adultos.
  • Capacitación laboral: diseñada para fortalecer la conexión existente entre la formación profesional en el nivel secundario y la educación superior por medio de un currículo más homogéneo en ambos niveles, la integración de las instituciones de educación secundaria y superior en el mercado laboral, y la mejora de la calidad y utilidad de la formación inicial y continua de los docentes.
  • Capacitación laboral: destinada a mejorar la capacitación laboral de jóvenes, adultos mayores de 50 años, mujeres y desempleados, mediante el incremento de financiación del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE).
  • Certificación de competencias laborales: mecanismo para certificar las competencias basadas en habilidades adquiridas a través del aprendizaje formal, no formal e informal. El proceso de certificación se diseñó para las personas que quieren mejorar su empleabilidad, es decir, aquellas que se encuentran en búsqueda de empleo o aquellas que desean mantener o mejorar su empleo actual.
  • Sistema de información: un sistema de información pública destinado a proporcionar información actualizada y útil sobre las carreras profesionales y técnicas, así como sobre los cursos y oportunidades que ofrecen las instituciones de educación superior. La información se elaboró en especial para los estudiantes, los trabajadores y los empleadores que buscan nuevas oportunidades de empleo.

Chilecalifica se caracterizó por ser un programa de múltiples partes interesadas y descentralizado, ya que la implementación de sus iniciativas se llevó a cabo a nivel nacional y regional, y contó con la participación de asociaciones del sector público y privado. El nivel nacional se organizó en torno a dos ejes de acción. En primer lugar, el eje político y estratégico estableció las directrices y políticas en las que se basaría el programa, y contó con la participación de las máximas esferas, como son los ministerios. En segundo lugar, el eje de coordinación y ejecución se encargó de coordinar, apoyar y hacer un seguimiento de la implementación y dar coherencia a la ejecución del programa a través del funcionamiento de las unidades de ejecución. A nivel regional se contó con la participación de los secretarios, quienes pusieron en práctica las directrices y planes previamente diseñados. Este nivel también incluyó la prestación de servicios ofrecidos por diversos proveedores, como escuelas privadas, instituciones de formación profesional y organizaciones sin ánimo de lucro, los cuales fueron seleccionados en convocatorias de licitación anuales.

Fines y objetivos

El objetivo principal de Chilecalifica fue el de impulsar el desarrollo social y económico de Chile mejorando la empleabilidad y promoviendo la ciudadanía activa, es decir, facilitando la participación de las personas en todos los aspectos de la vida económica y social. Más concretamente, Chilecalifica se esforzó por aumentar las oportunidades de educación y formación a lo largo de toda la vida, especialmente para los jóvenes y adultos en situación de pobreza, y por mejorar la calidad y el acceso a la formación profesional mediante:

  • el aumento de las tasas de alfabetización entre jóvenes y adultos;
  • el incremento del porcentaje de jóvenes y adultos que completan la educación primaria y/o secundaria;
  • la concordancia de los planes de estudio entre las escuelas secundarias de formación profesional y las instituciones de educación superior;
  • la adaptación del aprendizaje impartido en las instituciones de educación secundaria y superior a las necesidades y demandas del mercado laboral;
  • la mejora de la calidad y utilidad de la formación inicial y continua de los docentes de educación secundaria y de educación superior técnico-profesional;
  • el aumento de las iniciativas que aplican la tecnología a los servicios de aprendizaje;
  • la posibilidad de certificación de los conocimientos de las personas y de las competencias específicas de cada sector adquiridas mediante la educación formal y no formal;
  • la oferta de oportunidades para que las personas adquieran o mejoren sus competencias y conocimientos generales y específicos de cada sector para mejorar el rendimiento y la productividad en el trabajo.

Implementación del programa

Image

La iniciativa de nivelación de estudios fue el elemento educativo esencial de Chilecalifica para jóvenes y adultos. Fue creado con el objetivo principal de aumentar la cobertura y las oportunidades educativas gratuitas para jóvenes y adultos. Contigo Aprendo fue una campaña nacional de alfabetización lanzada en 2003 con el fin de mejorar la integración social de los estudiantes mediante la enseñanza de las competencias básicas de lectura, comprensión, escritura y matemáticas. Fue concebida para atender las necesidades educativas de las personas analfabetas que siguen marginadas en el sistema educativo. Hasta la fecha, se trata de una iniciativa de alfabetización no tradicional que sirve como punto de partida para los otros dos programas de educación de adultos que existen, los programas regulares y flexibles de educación de adultos. La modalidad flexible, establecida en 2002, es un programa destinado a agilizar la finalización de la enseñanza primaria y secundaria, creado como programa alternativo a la modalidad regular, con el fin de atender las necesidades laborales y personales de sus participantes, mediante la prestación de servicios con un mayor grado de flexibilidad en términos de horario, ubicación y duración.

Selección y formación de facilitadores

El requisito mínimo para ser facilitador (o instructor) del programa de alfabetización Contigo Aprendo es tener al menos un título de secundaria y tener 18 años de edad o más. Los facilitadores son voluntarios, que reciben un incentivo monetario mensual de 120 dólares estadounidenses que cubre los gastos de transporte. Se les exige que asistan a una formación previa al ejercicio de sus funciones de tres días de duración, llamada Jornada de Formación, en la que aprenden sobre el proceso de alfabetización, la educación de jóvenes y adultos y las metodologías de alfabetización y aritmética, y participan en una formación continua destinada a profundizar sus conocimientos y habilidades docentes. La mayoría de los facilitadores son estudiantes universitarios y profesores, pero también hay profesionales de otros campos, por ejemplo líderes comunitarios. En la modalidad flexible, se exige que los facilitadores tengan un título universitario en pedagogía. Sin embargo, no existe una formación docente previa o continua y, en general, no tienen una especialización previa en educación de adultos. Sus edades oscilan entre los 25 y los 81 años, y la gran mayoría de los facilitadores son mujeres (55,2%). Además, la mayoría de los facilitadores enseñan en el nivel primario, y son una minoría los que enseñan matemáticas y filosofía.

Inscripción de los participantes

Contigo Aprendo se dirige a personas de 15 años o más que no saben leer ni escribir, o que han estado escolarizadas durante menos de cuatro años. El proceso de selección de los participantes en sus comunidades se realiza por medio de una invitación directa de los facilitadores, y disponen de dos meses para inscribirse (abril y mayo). La modalidad flexible se dirige a jóvenes y adultos de entre 15 y 65 años de edad, que no han completado la educación primaria y/o secundaria, y que buscan la oportunidad de mejorar sus competencias laborales, su empleabilidad, su imagen personal y su calidad de vida. Esta modalidad se diseñó especialmente para atraer a los trabajadores que necesitaban mejorar su formación, especialmente los de las pequeñas y medianas empresas (PYME). El requisito de edad para matricularse en educación primaria es de 15 años de edad en adelante y de 18 años como mínimo en secundaria. Se moviliza a los participantes por medio de los medios de comunicación (televisión, radio e Internet) y de las organizaciones regionales asociadas. La mayoría de los participantes tanto del programa de alfabetización como del de la modalidad flexible son jóvenes y adultos empleados, pertenecientes al percentil treinta de los ingresos más bajos de la población chilena, y provienen de zonas urbanas. Además, una característica inusual de los participantes es que la mayoría de ellos son mujeres, lo que contrasta con la tendencia de la modalidad regular y otros servicios educativos que se caracterizan por una fuerte presencia masculina. El promedio anual de matriculación en el programa de alfabetización y en la modalidad flexible es de 20 000 y 60 000 participantes, respectivamente. Además, Chilecalifica también ha llegado a poblaciones de las zonas rurales a través de programas de radio locales que han utilizado contenidos de cursos de la modalidad flexible.

Enfoques y metodologías de enseñanza y aprendizaje

Image

Para el programa de alfabetización, las clases se imparten en lugares situados en sitios adecuados y cercanos a la residencia de los estudiantes, como centros comunitarios, escuelas e iglesias. De media, las clases tienen la proporción de un facilitador por cada quince estudiantes. Utilizan libros de texto y de ejercicios de lectura, escritura y aritmética, así como materiales como diccionarios y material de oficina proporcionados por el gobierno. Se exige a los estudiantes que asistan a clases un mínimo de seis horas semanales, de dos a tres días por semana, durante seis meses (de junio a diciembre), pero el horario varía de un grupo de edad a otro, ya que el ajuste del horario se realiza entre el facilitador y sus alumnos. El programa se divide en tres niveles, y a través de una evaluación inicial de diagnóstico, los facilitadores asignan a los estudiantes al nivel correspondiente según sus habilidades y conocimientos iniciales. Cuando enseñan alfabetización, los facilitadores trabajan sistemáticamente para desarrollar las cuatro habilidades complementarias: comunicación oral, lectura, escritura y ampliación del vocabulario. Cuando enseñan aritmética, los facilitadores se centran en la enseñanza de números y la idea de cantidad, agrupación e interpretación de unidades de medida, operaciones aritméticas, formas especiales y orientación, e interpretación de contenidos, tales como tablas de lectura y gráficos.

Para la modalidad flexible, son los centros educativos, las organizaciones de capacitación, las organizaciones gubernamentales, las fundaciones, las universidades, etc. los que ofrecen las clases. Los estudiantes eligen el lugar donde quieren asistir a las clases en función de la proximidad a su residencia o lugar de trabajo. El programa comienza con una fase inicial de entre seis y ocho meses de duración para la educación primaria y secundaria, respectivamente. Se coloca a los estudiantes en el nivel correspondiente a su nivel inicial, el cual se determina mediante una prueba de nivel. Para aquellos que no aprueban el examen final, también se les ofrece un periodo de refuerzo. Esta modalidad se divide en módulos: el nivel primario contiene 12 módulos, y el nivel secundario 11.

Image

Tras la finalización de ambos programas, los alumnos deben realizar un examen final para acreditar su aprendizaje a través del Sistema Nacional de Evaluación y Certificación de Estudios. Los exámenes se realizan periódicamente, se realizan en escuelas acreditadas y no cuentan con la intervención de los facilitadores para garantizar la calidad.

Existen cinco tipos de exámenes escritos de duración libre para certificar los diferentes niveles educativos. Para la educación primaria, hay tres exámenes que evalúan la alfabetización, la aritmética y las ciencias integradas, y pueden certificar grados de cuarto, sexto y octavo grado (el octavo grado suele hacerse a la edad de 12-13 años). Para el nivel secundario hay dos exámenes que certifican la finalización del primer o segundo nivel y evalúan los conocimientos de matemáticas, ciencias sociales y naturales y filosofía (el número y el contenido de las asignaturas varía según el nivel). El objetivo de estos exámenes no es simplemente acreditar el aprendizaje de los estudiantes, sino también seguir el progreso y la calidad de los programas. El Sistema Chileno de Evaluación y Certificación de Estudios se ha convertido en un modelo de acreditación educativa entre los países latinoamericanos.

Financiación

El coste total de todas las iniciativas ejecutadas en el marco de Chilecalifica, que se prolongó de 2002 a 2010, fue de 150 millones de dólares de los EE.UU.: de esos, 75 millones de dólares fueron un préstamo del Banco Mundial a seis años con un período de amortización de 9,5 años, que incluía un periodo de gracia de 7,5 años, y 75 millones de dólares de los EE.UU. fueron financiados con fondos del tesoro público.

La iniciativa de mejora de la educación, en particular la educación flexible de adultos, se diseñó para adoptar un enfoque basado en los resultados, en el que se pagaba a los organismos públicos y privados que prestaban los servicios en función de los resultados de los estudiantes en el examen de certificación. Hasta la fecha, los profesionales de la educación reciben aproximadamente 60,00 dólares de los EE.UU. y 73,00 dólares de los EE.UU. por estudiante y módulo aprobado para los niveles de primaria y secundaria, respectivamente. El programa de alfabetización paga un sueldo mensual de 120,00 dólares estadounidenses a los voluntarios. El coste por estudiante es de aproximadamente 160,00 dólares de los EE.UU., e incluye los sueldos de los facilitadores, los materiales, la formación y los exámenes para la certificación.

Seguimiento y evaluación

Image

El seguimiento de la iniciativa de nivelación de estudios emplea un sistema de información que incluye datos sobre todos los estudiantes, como la frecuencia de las clases y los resultados de los exámenes. Los indicadores del proceso y de los resultados utilizados en el seguimiento incluyen, entre otros, la tasa de matriculación, la tasa de finalización, la tasa de repetición, la tasa de absentismo escolar, la tasa de abandono escolar, la información sobre los estudiantes (por ejemplo, sexo, edad, situación socioeconómica), el calendario de las clases, la metodología y los resultados de los exámenes. Los datos son almacenados y analizados por el Nivel Central del Ministerio de Educación. El personal de las instituciones que prestó los servicios educativos (las entidades ejecutoras) introduce en el sistema los datos para el proceso de seguimiento, que incluye información actualizada sobre los facilitadores, el progreso y aprendizaje de los estudiantes y grupos, las actividades didácticas implementadas por los monitores con descripciones y objetivos, y un informe mensual. Los datos para el seguimiento de los resultados provienen de los exámenes escritos que los alumnos realizan una vez finalizados sus estudios, y son introducidos en el sistema por las escuelas acreditadas que realizan los exámenes.

La evaluación es externa y está diseñada para determinar la eficacia general de los proyectos. Hasta ahora, hay disponibles dos evaluaciones del impacto:

  • Evaluación del impacto sobre la modalidad flexible de nivelación de estudios: realizada entre 2004 y 2005 por Consultores en Economía y Desarrollo;
  • Evaluación del impacto en Chilecalifica: realizada entre 2007 y 2009 por la Dirección de Presupuestos (DIPRES) del Ministerio de Hacienda.

Impacto

Los estudios del impacto de Chilecalifica muestran que el programa nacional ha tenido muchos logros positivos, especialmente a raíz de la iniciativa de nivelación de estudios.

Resultados del programa de alfabetización:

  • Matrícula: aproximadamente 90 000 personas, de las cuales el 71,4% eran mujeres (2003 – 2006);
  • Finalización: aproximadamente 33 000 adultos (6,6% de los adultos analfabetos) obtuvieron un certificado de alfabetización básica, de nivel primario (2003 – 2008).

Resultados de la educación flexible de adultos (2003 – 2008):

  • Matrícula: 427 861 en educación primaria y / o secundaria;
  • Finalización: 149 346 alumnos terminaron la educación primaria y/o secundaria;
  • Mayor cobertura: aumento de la matrícula en la educación de adultos en un 40%, no por la reducción del número de participantes en la modalidad regular, sino por el aumento de la participación de grupos excluidos como las mujeres, los desempleados y las personas pobres, así como los adultos de edad avanzada;
  • Nivel de satisfacción de la muestra de participantes: el 49,5% y el 41,6%, de los estudiantes de primaria y secundaria, en conjunto, se mostraron muy satisfechos con los cursos.

En general, Chilecalifica ha introducido muchos cambios en el país a través de sus diversas iniciativas, entre las que se incluyen:

  • el aumento de la cobertura de la educación de jóvenes y adultos, en particular de las mujeres y los adultos de edad avanzada, que tienden a ser una minoría en el programa regular para adultos;
  • cambios sostenibles en la estructura de la formación secundaria, superior y laboral y una mayor atención a las cualificaciones que son importantes para el sector productivo;
  • la mejora de los ingresos y de las posibilidades de empleo de los beneficiarios de los programas de educación y formación, lo que se traduce en transformaciones a medio y a largo plazo del desarrollo social y económico del país;
  • la mejora de las oportunidades de educación y formación de las mujeres jóvenes y adultas. Las estadísticas del país muestran que las mujeres tienden a estar menos años escolarizadas y a tener mayores tasas de analfabetismo, pero con los programas de nivelación de estudios, las mujeres tienen más probabilidades de participar, y el hecho de que terminen sus estudios se traduce en un aumento de los ingresos y de la empleabilidad.

Desafíos

El principal desafío fue establecer el Sistema de Formación Permanente, una política pública destinada a generar un vínculo duradero entre la educación y el mercado laboral, así como a estructurar mejor los diferentes niveles del sistema educativo (es decir, las escuelas primarias y secundarias, los institutos de formación profesional secundaria y las instituciones terciarias). El objetivo principal de este sistema fue permitir que las personas tuvieran oportunidades de aprendizaje flexibles y proporcionar alternativas complementarias a las sesiones regulares de formación. Sin embargo, al final de Chilecalifica, este sistema no se había institucionalizado aún.

Entre otros desafíos se incluyen:

  • el sistema de seguimiento y evaluación del programa se utilizó principalmente como mecanismo de recopilación de datos, en lugar de utilizar los datos para mejorar la gestión del proyecto o para producir mejoras y cambios constantes;
  • el elevado índice de renovación del personal docente en el programa flexible de adultos: los datos del proyecto piloto de seis años mostraron que el 75% de los docentes participaron solamente durante un año, y el 91% durante uno o dos años;
  • la baja calidad de los profesores, especialmente en el programa de alfabetización, donde muchos facilitadores son jóvenes (de 18 años o más) y no tienen experiencia previa en la enseñanza;
  • la formación corta y superficial del profesorado para el programa de alfabetización, y una falta de formación del profesorado que se centre en la educación de adultos para la modalidad flexible;
  • las altas tasas de abandono escolar: alrededor del 56% de los estudiantes se matricularon en el programa de alfabetización y un promedio del 45% en la modalidad flexible; también hubo muchos estudiantes que completaron sus estudios, pero no asistieron al examen final como consecuencia del miedo y la intimidación.

Lecciones aprendidas

Desde Chilecalifica, y en particular desde la iniciativa de nivelación de estudios, se han extraído las siguientes lecciones clave:

  • un buen sistema de incentivos, es decir, un enfoque basado en los resultados, en el que las entidades ejecutoras reciban una remuneración en función del rendimiento de los estudiantes, resulta esencial para el éxito de un programa intersectorial, ya que permite que las unidades de gestión mantengan la supervisión en un mínimo;
  • las asociaciones establecidas entre los sectores público y privado son fundamentales porque permiten una competencia sana entre los profesionales de la educación y la formación, además de ofrecer incentivos económicos;
  • el aprendizaje y la formación a lo largo de toda la vida son cruciales para promover la equidad en la educación y para el desarrollo del capital humano en un país con una economía global de rápido crecimiento como Chile;
  • un sistema adecuado de aprendizaje y formación permanente requiere diversas iniciativas que cuenten con un conjunto diverso de agentes que actúen a distintos niveles y tanto en el ámbito público como en el privado. Como resultado, existe la necesidad de una buena coordinación entre los diferentes ministerios y actores involucrados, así como de un sistema eficiente de seguimiento y evaluación que informe qué funciona y qué no funciona, dónde están los problemas que necesitan ser resueltos y por qué motivo existen.
  • la mejora en la conexión entre la formación técnica y las necesidades y demandas del mercado laboral en algunos de los sectores clave de la economía chilena es crucial para promover una mayor empleabilidad y un mayor ingreso de jóvenes y adultos, así como para mejorar la competitividad internacional del país.

Sostenibilidad

Las iniciativas diseñadas e implementadas en el marco de Chilecalifica se llevan a cabo actualmente por ministerios específicos, lo que indica la sostenibilidad de este programa. Chilecalifica estableció dos sistemas diferentes que contribuyeron a la sostenibilidad del programa. Los sistemas sentaron las bases para un marco conceptual que abordara los desafíos educativos y laborales chilenos, además de proponer nuevas soluciones y acciones:

  • El Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales es un sistema de acreditación de competencias laborales que tiene por objeto reconocer formalmente los aprendizajes no formales, informales y formales de las personas, en un intento de proporcionar una alternativa adicional para la finalización de la educación primaria y secundaria.
  • El Sistema de Información del Mercado Laboral y de La Oferta de Formación es un sistema creado para brindar información sobre las demandas del mercado laboral, así como para informar a la población en general sobre nuevas oportunidades de aprendizaje permanente y formación técnica

Una iniciativa particularmente sostenible que se llevó a cabo en el marco de Chilecalifica fue la puesta en marcha de programas de nivelación de estudios, que incluyó la campaña de alfabetización, la educación flexible de adultos y el sistema de certificación. Estas acciones forman ahora parte del programa de educación de adultos ofrecido y financiado por el Ministerio de Educación de acuerdo con los decretos legales aprobados en 2009: Decretos 211 y 257.

Fuentes

  • Gobierno de Chile - Ministerio de Educación
  • El Banco Mundial
  • Naciones Unidas, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales
  • Portal de información desarrollado por el Servicio de Información de la Educación Superior (SIES) de la División de Educación Superior del MINEDUC. http://www.competencialaboral.cl

Documentos:

  • Ministerio de Educación: La modalidad flexible de nivelación de estudios: una aproximación a sus principales características y resultados 2003 - 2009. 2009
  • Ministerio de Educación: Sistematización Campaña de Alfabetización: “Contigo Aprendo” 2003 - 2009

Contacto

María Verónica Simpson
Coordinadora Nacional de Educación de Adultos
Ministerio de Educación
Av. Libertador B. O'Higgins, 1371
Santigo, Chile
Teléfono: +56 2 3904000

For citation please use

U. Hanemann (Ed.).. Last update: 9 Octubre 2018. Programa de Educación y Capacitación Permanente, Chile. UNESCO Institute for Lifelong Learning. (Accessed on: 23 September 2019, 05:00 CEST)

PDF in Arabic

Related Documents