Home

La ONU recibe al «Amigo Invisible: Educación de Adultos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible» en Nueva York

unhlpf_p1160246_bearb_2019-07-18.jpg

© dvv international / J. Schriegel
19 July 2019

En el marco del Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible (FPAN) de las Naciones Unidas, celebrado en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York del 9 al 19 de julio de 2019, el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) organizó conjuntamente un acto paralelo: «El amigo invisible: Educación de Adultos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible» – en colaboración con la DVV International, la Asociación Alemana para la Educación de Adultos.

El evento, celebrado en la Misión Permanente de la República Federal de Alemania ante las Naciones Unidas en Nueva York el 9 de julio, tuvo por objeto poner de relieve el potencial, con frecuencia subestimado, de la educación de adultos para el desarrollo sostenible.

Los ponentes, representantes de la política, la práctica y la investigación sobre el AEA, destacaron la vital importancia de los enfoques de la educación no formal en el ámbito del cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS 4). También subrayaron los numerosos vínculos intersectoriales que la educación de adultos comparte con otros ODS, en particular con los que se están examinando durante el Foro de Alto Nivel de este año. Incluso si el aprendizaje de adultos no se menciona explícitamente en los 17 ODS, es importante darse cuenta de que ninguno de estos ODS puede lograrse sin que exista en cierta medida alguna forma de aprendizaje de adultos. Por otra parte, aunque todavía persiste una tendencia a centrarse en la educación formal de adultos, cada vez hay un mayor reconocimiento de la educación no formal e informal de adultos.

El aprendizaje y la educación de adultos (AEA) se concibe como el «amigo invisible» del desarrollo sostenible, ya que su misión y su función en la consecución del ODS 4 no están plenamente reconocidas en el Marco de Acción Educación 2030 (FFA por sus siglas en inglés). La falta de un objetivo específico para el AEA se puede considerar una prueba contundente que explique este déficit. Los debates durante el evento demostraron que existen numerosos ejemplos de buenas prácticas para ilustrar la función solidaria del AEA, y que hay motivos suficientes para reconocer su potencial. Mientras que en el FFA 2030 se señala que «se necesitan medidas especiales y un aumento de la financiación para atender las necesidades de los alumnos adultos», se han tomado escasas medidas para medir el rendimiento del aprendizaje, que es el principal medio de demostrar su relevancia. Aunque la diversidad de agentes de AEA es una de sus fortalezas, la complejidad resultante puede dificultar el análisis, lo que a su vez puede debilitar la posición del AEA en el discurso político y de expertos. El éxito de nuevas medidas de promoción depende de que los argumentos sean muy convincentes, y el seguimiento de los logros – específicamente los logros de aprendizaje de los educandos adultos – desempeñará un papel fundamental en el contexto de los ODS.