Inicio

La Asamblea General de las Naciones Unidas pide una financiación sostenible para la alfabetización de jóvenes y adultos en la era del COVID-19 y más allá

18 Noviembre 2020

El 16 de noviembre de 2020, la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por consenso la resolución «La alfabetización, un factor vital: establecer prioridades para el futuro». Tradicionalmente presentada por Mongolia, esta resolución fue patrocinada este año por un mayor número de Estados miembros, 114.

En esta resolución, la Asamblea General de las Naciones Unidas subrayó que la alfabetización es «el fundamento básico del aprendizaje permanente, un componente esencial para la realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales y un motor del desarrollo sostenible». También destaca que la alfabetización es crucial para que «todos los niños, jóvenes y adultos adquieran los conocimientos esenciales que les permitan hacer frente a los problemas con que pueden tropezar en la vida y constituye una condición indispensable del aprendizaje permanente».

En la resolución se expresa una grave preocupación por el hecho de que, incluso antes de la pandemia del COVID-19, 773 millones de adultos –dos tercios de ellos mujeres– carecían de conocimientos básicos de alfabetización. Pone de relieve que más de 617 millones de niños y adolescentes no alcanzaban los niveles mínimos de competencia en lectura y matemáticas y que 258 millones de niños, adolescentes y jóvenes en todo el mundo se encontraban sin escolarizar, según la UNESCO.

Frente a la pandemia del COVID-19, en esta resolución se insta a los asociados internacionales para el desarrollo y a los gobiernos a que garanticen que se sigan movilizando fondos suficientes y sostenibles, incluso durante la pandemia del COVID-19, «mediante mecanismos internacionales de financiación de la educación existentes y canalizados a través de ellos, y que también se destinen explícitamente a la alfabetización de jóvenes y adultos y favorezcan dicha alfabetización».

En la resolución se exhorta a los gobiernos a todos los niveles a que amplíen los programas de alfabetización para todos los niños y niñas, jóvenes y adultos, incluidas las personas de edad avanzada, y a que presten especial atención a los que son vulnerables o están en situación marginal. Asimismo, se resalta la importancia de que los Estados miembros, las organizaciones de las Naciones Unidas, la sociedad civil, los círculos académicos y el sector privado contribuyan colectivamente a la implementación de las Estrategias (2020-2025) de la Alianza Mundial para la Alfabetización.

Con la aprobación de la resolución, los Estados miembros tomaron nota de la nueva Estrategia de la UNESCO para la Alfabetización de Jóvenes y Adultos (2020-2025) y de su plan de acción, e invitaron a la UNESCO a seguir desempeñando la función que se le ha encomendado de dirigir y coordinar la agenda Educación 2030, en particular a través del Comité Directivo ODS-Educación 2030, un mecanismo mundial inclusivo de consulta y coordinación de múltiples partes interesadas en la educación en la Agenda 2030.

La Asamblea General de las Naciones Unidas también hace hincapié en la «función coordinadora y catalizadora de la UNESCO aplicando las recomendaciones de la Alianza Mundial para la Alfabetización y prestando apoyo a los Estados miembros, en colaboración con los asociados, para reforzar las capacidades de formulación de políticas, ejecución, seguimiento y evaluación de programas». La Alianza Mundial para la Alfabetización está coordinada por el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida.  

(Fuente: UNESCO NY Office)

Más información sobre la Alianza Mundial para la Alfabetización