Inicio

Ciudades del aprendizaje: fuerzas motrices de la inclusión y la sostenibilidad

Hoy en día, más de la mitad de la humanidad – 3.500 millones de personas – vive en las ciudades, y se estima que 5.000 millones de personas vivirán en zonas urbanas de aquí a 2030. Numerosas ciudades a lo largo del mundo deben hacer frente a grandes desafíos en cuanto a la gestión de una urbanización rápida, algo que tiene consecuencias graves para la prestación de servicios educativos de calidad para todos. Las Ciudades del Aprendizaje permiten que las personas de todas las edades y de todos los medios socioeconómicos y culturales puedan beneficiar de una educación inclusiva de calidad, así como de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

¿Qué es una ciudad del aprendizaje?

Las ciudades del aprendizaje promueven las prácticas idóneas y las políticas en favor del desarrollo sostenible a diferentes niveles, fundamentalmente mediante el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Las ciudades del aprendizaje son más equitativas, solidarias y pacíficas, y a la larga se convierten en más sostenibles. Las ciudades pueden ser polos de políticas públicas en donde las administraciones locales dan a las comunidades y a los agentes sociales los medios para implicarse en las estrategias y los programas de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Una ciudad del aprendizaje:

  • moviliza de un modo efectivo sus recursos en todos los sectores para la promoción de un aprendizaje inclusivo desde la educación básica a la superior;
  • revitaliza el aprendizaje en las familias y las comunidades;
  • facilita el aprendizaje para y en el lugar de trabajo;
  • amplía el uso de tecnologías de aprendizaje modernas;
  • mejora la calidad y la excelencia en el aprendizaje; y
  • fomenta una cultura de aprendizaje durante toda la vida.

siguiendo estas pautas, la ciudad mejora el empoderamiento individual y la inclusión social, el desarrollo económico y la prosperidad cultural y el desarrollo sostenible.

¿Qué hacen las ciudades del aprendizaje para garantizar la equidad y la inclusión?

Para garantizar la equidad y la inclusión, las ciudades del aprendizaje:

  • ofrecen oportunidades educativas alternativas a todos los ciudadanos, en particular a los grupos vulnerables que no están escolarizados en la educación o formación formal, con el propósito de darles la oportunidad de adquirir habilidades de lectura y escritura y otras habilidades básicas y de formación profesional así como una educación continua para adultos;
  • proporcionan clases de aprendizaje en línea gratuitas que permitan a las personas participar en cursos, abordando una gran variedad de temas entre los que se incluyen los asuntos comunitarios;
  • fundan centros educativos para migrantes, que faciliten a los trabajadores migrantes a obtener cualificaciones profesionales y les ayuden a integrarse en la sociedad;
  • promueven iniciativas de aprendizaje intergeneracional que acerquen a los escolares y a los adultos;
  • ofrecen orientación profesional de manera específica a las mujeres, motivándolas a que consigan mejores niveles de cualificación y puestos directivos;
  • instalan bibliotecas móviles con la finalidad de brindar oportunidades de lectura a todos, especialmente a las personas con discapacidad, a las personas mayores y a los niños que aún no han alcanzado la edad escolar;
  • aprovechan los centros culturales como lugares de aprendizaje que reúnen la cultura, el arte y el aprendizaje y organizan proyectos conjuntos entre las instituciones educativas y culturales para permitir a las personas acceder a su patrimonio cultural y fomentar la tolerancia intercultural;
  • establecen programas que movilicen a los voluntarios formados a alentar a los residentes en riesgo de aislamiento (por ejemplo, ciudadanos mayores, personas con discapacidad) a participar en actividades culturales, talleres artísticos, actividades físicas, etc.;
  • crean una “red de participación cívica” para propiciar que los ciudadanos participen en la toma de decisiones de la ciudad y hagan uso de las redes sociales y las tecnologías modernas para seguir impulsando la participación pública.

¿Qué es la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO?

La Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO es una red orientada a la política internacional que incluye actualmente a 170 ciudades que son miembros activos en 53 países, y proporciona inspiración, experiencia y prácticas idóneas. La red está coordinada por el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida. La red apoya a las ciudades miembros:

  • estimulando el diálogo sobre las políticas y el apredizaje mediante homólogos entre las ciudades miembros;
  • identificando las estrategias eficaces y las prácticas idóneas;
  • favorizando las alianzas;
  • perfeccionando las capacidades, y
  • elaborando herramientas e instrumentos para crear y aplicar las estrategias de las ciudades del aprendizaje y garantizar el seguimiento.

¿Cuáles son los buenos ejemplos de ciudades del aprendizaje?

La Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO cuenta actualmente con 173 ciudades miembro activas de 55 países. Si bien todas las ciudades miembro han elaborado políticas y prácticas excepcionales de aprendizaje a lo largo de toda la vida, recientemente se ha reconocido a diez ciudades en particular por sus contribuciones al desarrollo del aprendizaje a lo largo de toda la vida en el período previo a la cuarta Conferencia Internacional sobre Ciudades del Aprendizaje (Medellín, Colombia, del 1 al 3 de octubre de 2019). Para mayor información acerca del Galardón de la UNESCO para la Ciudad del Aprendizaje 2019 véase aquí.

¿Qué ocurrirá en la Cuarta Conferencia Internacional sobre Ciudades del Aprendizaje en Medellín?

Del 1 al 3 de octubre de 2019, la ciudad miembro de la GNLC de la UNESCO, Medellín (Colombia), acogió a unos 650 funcionarios gubernamentales, a representantes de ciudades y expertos en educación de todo el mundo para la cuarta Conferencia Internacional sobre Ciudades del Aprendizaje (ICLC). Con la adopción del Manifesto de Medellín durante la ICLC, los miembros de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO se comprometieron a impulsar la inclusión en sus comunidades en los próximos años. La conferencia, cuyo tema fue, “Inclusión – Un principio para el aprendizaje a lo largo de toda la vida y las ciudades sostenibles”, ha marcado el camino para renovar el interés por los desafíos, hasta ahora poco investigados, a los que se enfrentan los grupos vulnerables, y ha mostrado cómo las políticas y las prácticas del aprendizaje a lo largo de toda la vida pueden apoyar el desarrollo de ciudades inclusivas, seguras, resistentes y sostenibles.

El Presidente de Colombia se unió a los cerca de 650 participantes en la conferencia, incluidos 50 alcaldes, así como representantes gubernamentales y expertos de todas las regiones del mundo de  la UNESCO, para descubrir cómo las ciudades del aprendizaje están invirtiendo en una educación que beneficia a todos, incluidos los que a menudo están marginados, como los jóvenes en situación de riesgo, los migrantes, las personas de mayor edad, las poblaciones excluidas digitalmente y las personas con discapacidad.

Los participantes en la conferencia también aprobaron la estrategia para la red de ciudades del aprendizaje de la UNESCO y pusieron en marcha un fondo para apoyar a los programas de aprendizaje a lo largo de toda la vida en ciudades de todo el mundo.

La cuarta Conferencia Internacional sobre Ciudades del Aprendizaje fue organizada conjuntamente por el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) y la Ciudad de Medellín.
Para mayor información acerca de los resultados de la conferencia véase aquí.