Inicio

Ciudades del aprendizaje en respuesta al COVID-19: resultados del seminario web del 13 de mayo

2 Junio 2020

Como parte de su serie de seminarios en curso para los miembros de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO, el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) organizó un seminario web el 13 de mayo en el que se reflexionó sobre las prisiones y la educación en ellas en el contexto del COVID-19. Participaron en él representantes de instalaciones y sistemas penitenciarios de Hamburgo (Alemania) y Noruega, expertos en la materia y una organización internacional de justicia penal.

La Sra. Marie Macauley (UIL) inauguró el seminario web describiendo las numerosas dificultades a las que se enfrentan los reclusos en lo que respecta a las oportunidades de aprendizaje; según ella, esto es un obstáculo primordial para su reinserción social y puede exacerbar otros problemas, como la reincidencia o el extremismo violento. Los programas educativos predominantes no suelen ser de alta calidad y pueden no responder a las necesidades de aprendizaje de los reclusos. Si bien sabemos que estos problemas existen debido a una serie de factores, generalmente obedecen a la falta de apoyo, a la mala coordinación y, a veces, incluso a la oposición de las autoridades responsables de las prisiones a participar en las prácticas educativas en las prisiones.

Con la llegada del COVID-19, las prioridades dentro de las prisiones han cambiado: garantizar la salud y la seguridad de los reclusos y del personal penitenciario ha hecho que el aprendizaje deje de ser el centro de atención. Sin embargo, la crisis ha incentivado otras reformas, algunas de las cuales se han recomendado durante años, como la de proporcionar a los reclusos acceso a recursos educativos en línea y a otras herramientas en línea.

La Sra. Macauley concluyó su introducción anunciando que el UIL catalogará estas prácticas y las utilizará en un proyecto en curso sobre la educación en las prisiones, cuyo objetivo es estimular y promover el intercambio profesional sobre la educación en las prisiones entre los responsables de la formulación de políticas, los investigadores y los profesionales de todas las regiones del mundo, con miras a crear directrices de política para la educación en las prisiones.

Brasil: Universidad Federal de Paraíba

Para comenzar su presentación, el Sr. Timothy Ireland, profesor titular de Educación de la Universidad Federal de Paraíba, Brasil, expuso la idea de que, a través de los cierres producidos por el COVID-19 en todo el mundo, todos hemos comenzado a comprender lo que significa la privación de libertad, así como su efecto en la salud mental. Mientras que muchos de nosotros hemos tenido el privilegio de elegir con quién pasar nuestro confinamiento, los presos no pudieron hacerlo, y además muchos perdieron sus vínculos con el mundo exterior porque se suspendieron las visitas.

Los programas de educación en las prisiones, severamente recortados durante la pandemia, pertenecen a la educación de adultos, explicó el Sr. Ireland, y en general atienden a personas que han tenido un acceso limitado a la escolarización formal cuando eran niños. En lo que respecta a las prisiones y la educación en ellas, hay tres áreas principales que deben abordarse en la actualidad: las condiciones existentes en las prisiones, las respuestas generales a la pandemia en los sistemas penitenciarios y las respuestas educativas.

En lo que atañe a las condiciones existentes, si bien es difícil generalizar sobre los sistemas penitenciarios de todo el mundo, muchos establecimientos penitenciarios se ven afectados por un gran hacinamiento y un acceso limitado a los servicios médicos. En cuanto a las respuestas generales a la pandemia en los sistemas penitenciarios, el distanciamiento social ha sido prácticamente imposible de aplicar, por lo que se ha restringido el contacto con el mundo exterior. Así pues, se suspendieron rápidamente las visitas de las familias y del personal no esencial (profesores, bibliotecarios, etc.). Asimismo, se redujo al mínimo el movimiento dentro del recinto penitenciario; como resultado, muchos reclusos se vieron confinados en sus celdas durante un máximo de 22 horas al día. Además, se elaboraron criterios para determinar quiénes podían ser puestos en libertad anticipadamente, como los reclusos de edad avanzada, las presas que estaban embarazadas o los que estaban a punto de cumplir sus sentencias.

En lo que respecta a la educación, la mayoría de las actividades de las cárceles se han suspendido debido a la pandemia. El cierre total sigue siendo la situación en la mayoría de los lugares; sin embargo, en algunos contextos, se ha impartido una enseñanza mediante la tecnología o el material impreso, en un intento por dar a los reclusos una continuidad en su educación.

Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte: Justice Defenders (Defensores de la Justicia)

El Sr. Matteo Cassini, director de Desarrollo Comunitario de Justice Defenders (https://www.justice-defenders.org/ ), una organización benéfica con sede en el Reino Unido y sin fines de lucro en los Estados Unidos, declaró que la misión de la organización es permitir que todos tengan acceso al sistema judicial. Actualmente, Justice Defenders trabaja directamente tanto con los reclusos como con el personal de las prisiones de Kenia y Uganda, donde las cárceles están significativamente superpobladas. De hecho, la tasa media de ocupación de las prisiones en estos dos países es dos o tres veces superior a la capacidad oficial, lo que, a su vez, ha creado un terreno propicio para la difusión del COVID-19. La crisis sanitaria también ha agotado el abastecimiento de las prisiones, lo que ha dado lugar a que se restrinjan el agua, los productos sanitarios, los alimentos, las medicinas y los servicios básicos de atención sanitaria y educativa. Además, al prohibirse el acceso a las prisiones a todos los colaboradores externos, visitantes y familias, los reclusos han perdido vínculos fundamentales, lo que ha afectado a su salud psicosocial.

Las academias penitenciarias de Kenia y Uganda están cerradas hasta que se reanuden oficialmente todas las actividades educativas en ambos países. El Sr. Cassini sostuvo que el acceso seguro a Internet para los presos es un instrumento fundamental para garantizar el derecho a la educación, así como la enseñanza a distancia y los exámenes mediante clases en línea, tutorías a distancia y programas de estudios en línea. Durante la pandemia del COVID-19, una comunidad de profesores titulados que trabajan en las prisiones –tanto reclusos como funcionarios– han estado impartiendo clases de derecho a sus compañeros más jóvenes. Se apoyan en tres pilares básicos establecidos por Justice Defenders, que prestan servicios jurídicos y recaudan dinero para pagar las multas y reunir a los pequeños delincuentes con sus familias, promueven soluciones tecnológicas sencillas y se asocian con quienes desean proporcionar equipos de protección personal y artículos sanitarios a los reclusos y oficiales, para mantenerlos seguros.

Alemania: Hamburgo, ciudad del aprendizaje de la UNESCO

El Sr. Marc-Oliver Barsch, miembro de la autoridad judicial de un centro de detención preventiva de Hamburgo, Alemania, hizo una breve presentación de video sobre el centro, que alberga una biblioteca gestionada por los reclusos y que ha permanecido abierta durante toda la pandemia, mientras que las clases se han suspendido debido a las normas de distanciamiento social. Al tratarse de un centro de detención preventiva en el que nadie ha sido condenado todavía, los internos no están obligados a trabajar como lo harían en las prisiones federales; sin embargo, la mayoría de los reclusos se matriculan en cursos de formación en limpieza, pintura, fontanería y otras profesiones. Los internos no suelen pasar largos periodos de tiempo en el centro de detención preventiva, por lo que no es posible una formación profesional más completa; dicha formación la ofrece la prisión de Fuhlsbüttel, en el norte de la ciudad.

La situación con respecto al COVID-19 sigue siendo difícil, lo que dificulta saber qué soluciones ha puesto en práctica el centro de detención preventiva para tener éxito. Las principales prioridades han sido preservar la salud y prevenir los disturbios, mientras que se han celebrado juicios por videoconferencia y se espera una mayor digitalización.

Noruega

Paal Christopher Breivik, consejero superior del Gobernador del condado de Vestland, del Departamento de Educación y Tutela, explicó que en Noruega la educación en las prisiones se basa en el «modelo de importación», lo que significa que todas las funciones no penales se someten a la jurisdicción de órganos externos. Por ejemplo, las autoridades escolares son responsables de la educación dentro de la prisión y la enseñanza normalmente se organiza y se lleva a cabo en una escuela secundaria superior. En toda Noruega, normalmente hay alrededor de 1400 estudiantes y 420 profesores que participan en el aprendizaje en las prisiones todos los días (a tiempo completo y parcial). Los programas suelen centrarse en las habilidades básicas, así como en cursos de formación profesional y, como el tiempo medio de permanencia en prisión es de 100 días, los cursos cortos son muy populares.

Cuando se suspendieron las clases presenciales en Noruega debido al COVID-19, también se suspendió casi toda la educación tradicional para los prisioneros. Desde entonces, las alternativas han incluido el aprendizaje a través de material impreso (cartas enviadas entre profesores y estudiantes), y el uso de teléfonos, dispositivos de memoria extraíbles, dictáfonos además de iPads para el aprendizaje a distancia. Las oportunidades de acceso libre a las TIC para los presos, apoyadas por activistas en el ámbito educacional durante décadas, también se están poniendo en práctica como resultado de la pandemia. En términos más generales, el cierre ha puesto de relieve la brecha entre las posibilidades digitales dentro y fuera de los muros de la prisión.

El papel de las bibliotecas penitenciarias

Lisa Krolak, bibliotecaria titular del UIL, aportó información sobre el papel de las bibliotecas penitenciarias de las prisiones desde una perspectiva global. Las bibliotecas de las prisiones, dijo, proporcionan a los reclusos un espacio seguro de reunión y aprendizaje dentro del recinto de la prisión. Apoyan la educación, el aprendizaje a lo largo de toda la vida y el acceso a la información, y pueden ser una oportunidad para proporcionar a la población encarcelada actividades recreativas y culturales, crecimiento espiritual o simplemente distracción. La Sra. Krolak destacó un ejemplo de buenas prácticas en la promoción de bibliotecas penitenciarias durante la pandemia de Chile, donde un proyecto denominado «Libro y Café» ha permitido a los presos sentarse juntos (aunque a distancia), tomar café y leer. Sin embargo, en general, los servicios de aprendizaje se han detenido en las cárceles de todo el mundo, o han ofrecido servicios limitados o alternativos.

En los casos en que los servicios bibliotecarios de las cárceles se gestionan externamente, se ha prohibido al personal de la biblioteca y a los voluntarios de la comunidad entrar en las cárceles y se han suspendido los servicios, mientras que los servicios bibliotecarios gestionados por el personal de las prisiones y los asistentes de los reclusos han seguido funcionando de manera adaptada. Un ejemplo de ese servicio limitado se observa en que se ha concedido permiso a los reclusos para consultar catálogos y solicitar libros directamente a su celda. También se han dado casos de más donaciones de libros y recursos a prisiones necesitadas.

Debate

La Sra. Macauley abrió el debate pidiendo al Sr. Cassini que proporcionara más información sobre la situación actual de las prisiones y la educación en las prisiones en África. En respuesta, explicó que desde Justice Defenders están reforzando sus servicios de apoyo en Kenia y Uganda, así como ayudando a los presos en el Reino Unido, que son ciudadanos extranjeros que deben regresar a África para ser sometidos a juicio. Justice Defenders también se está expandiendo a otros países, entre ellos Gambia.

En una pregunta posterior se abordaron los métodos alternativos de aprendizaje, a lo que el Sr. Ireland respondió que las cárceles vuelven a recurrir al método del papel cuando no es posible utilizar las tecnologías de la información y la comunicación. El Sr. Breivik se hizo eco de estas opiniones y señaló que las prisiones noruegas también están apoyando el uso del papel, así como el uso de dictáfonos cuando es posible. El Sr. Cassini añadió que desde Justice Defenders hacen un llamamiento para que se invierta en la formación de los funcionarios de prisiones como educadores.

Finalmente, el debate se cerró con una pregunta sobre el aprendizaje de los delincuentes juveniles. El Sr. Breivik expuso cómo los delincuentes juveniles pierden rápidamente la motivación cuando los profesores no están presentes; por lo tanto, el uso de iPads ha demostrado ser un éxito, ya que es más probable que los jóvenes se interesen menos por el aprendizaje en soporte impreso cuando se suspenden las clases. El Sr. Ireland clausuró el seminario web sosteniendo que las soluciones tecnológicas y basadas en el papel nunca sustituirán el contacto cara a cara en la educación en las prisiones.

Como aspecto positivo, la realidad de los reclusos se ha convertido en una preocupación mayor para el público en general en los últimos meses, pero los medios de comunicación han informado menos sobre la educación en las prisiones y más sobre la seguridad y la salud. Los ejemplos de utilización de la tecnología para encontrar soluciones para que los presos mantengan el contacto con sus seres queridos, accedan a servicios de asistencia jurídica y educación son un avance prometedor. Hasta ahora, el uso de ordenadores y el acceso a Internet se ha restringido enormemente debido a las normas de seguridad.

Seminarios web de la GNLC

Este evento en línea fue parte de la serie de seminarios web de la GNLC «Ciudades del aprendizaje de la UNESCO» en respuesta al COVID-19. Los seminarios web, concebidos como una oportunidad para que los miembros de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO (GNLC) compartan las iniciativas locales que han tenido éxito durante la pandemia, atraen regularmente a cientos de representantes de ciudades y otras partes interesadas, incluidos también los que no son miembros. Ciudades de diferentes regiones del mundo hacen presentaciones y los asistentes participan en debates que invitan a la reflexión sobre la mejor manera de abordar la situación actual, es decir, cómo mitigar sus peores efectos y, de alguna manera, aprovechar las oportunidades que surjan de manera inesperada. Haga clic en los enlaces que se muestran a continuación para leer los resúmenes de los diez seminarios web anteriores.

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Aprendizaje abierto y a distancia. Resultados del seminario web del 6 de mayo

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Salud mental, salud y bienestar. Resultados del seminario web del 29 de abril

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Los casos de Évry-Courcouronnes (Francia), Chefchaouen (Marruecos), Mayo-Baléo (Camerún) y la Asociación Internacional de Alcaldes Francófonos (AIMF). Resultados del seminario web del 23 de abril

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Medidas desarrolladas por las ciudades para los migrantes y refugiados. Resultados del seminario web del 22 de abril

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Apoyo de las instituciones de enseñanza superior a las comunidades locales. Resultados del seminario web del 15 de abril

Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Los casos de Ciudad de México (México), Bogotá (Colombia), Lima (Perú). Resultados del seminario web del 9 de abril

Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Aprendizaje familiar y apoyo comunitario. Los casos de Gdynia (Polonia) y Cork (Irlanda), así como las observaciones de expertos de Alemania y Pakistán. Resultados del seminario web del 8 de abril

Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Equidad e inclusión. Los casos de Espoo (Finlandia), Chengdu (República Popular China), Swansea (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte). Resultados del seminario web del 1 de abril

Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Los casos de Osan (República de Corea), Wuhan (República Popular China), Turín (Italia), São Paulo (Brasil). Resultados del seminario web del 24 de marzo

Ciudades del Aprendizaje en respuesta al COVID-19. Los casos de Shanghái y Beijing (República Popular China), Fermo (Italia), Kashan (República Islámica de Irán). Resultados del seminario web del 19 de marzo

No pierda la oportunidad de unirse a nuestros próximos seminarios web. Para más información, visite https://uil.unesco.org/event/gnlc-webinars-unesco-learning-cities-response-covid-19.

Vea nuestras entrevistas en video con alcaldes y otros representantes de las ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19 en https://www.youtube.com/playlist?list=PLivu_GCiL2mjYQOp64hcvzGNsC75QKSLw