Inicio

La Micro-Folie, una herramienta para el aprendizaje a lo largo de toda la vida

15 Octubre 2020

El 19 de septiembre de 2020, la Ciudad del Aprendizaje de la UNESCO de Évry-Courcouronnes, en Francia, puso en marcha el museo digital Micro-Folie así como un espacio para actividades educativas diseñadas junto con los habitantes de la ciudad y dirigidas a ellos. Este proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, en colaboración con una docena de museos nacionales franceses, así como de la asociación SIANA, que promueve los vínculos entre el arte y la ciencia. Hemos pedido a Alexandra LION de la ciudad del aprendizaje de Évry-Courcouronnes que nos explique de qué tratan las micro-folies.

Redactado por Alexandra LION, encargada del proyecto «Ciudad del aprendizaje» de la ciudad de Évry-Courcouronnes.

En nuestra ciudad del aprendizaje, facilitar el acceso a la cultura para todos, sensibilizar sobre las prácticas artísticas a las poblaciones que normalmente no se involucran mucho en el arte y la cultura, y confiar en la creatividad de nuestros habitantes para que puedan ser partícipes de la vida cultural, son algunos de los retos de la micro-folie, que acaba de abrir sus puertas en Évry-Courcouronnes.

El concepto de micro-folie [más o menos se traduce como un sistema al servicio de un proyecto cultural global] nació bajo el impulso de Audrey AZOULAY, entonces ministra francesa de Cultura, hoy directora general de la UNESCO, y está coordinado por el organismo público que gestiona tanto el parque como la Grande Halle de La Villette en París. Esta red de museos digitales agrupa doce grandes instituciones culturales, entre las que se encuentran el Palacio de Versalles, el Centro Pompidou, el Louvre, el Museo Nacional Picasso, el Museo del Quai Branly, la Filarmónica de París, el Gran Palacio y la Ópera de París. Una micro-folie se concibe como un espacio cultural global, conectado, modular y gratuito.

Sus espacios permiten a los visitantes una gran variedad de opciones, como por ejemplo, navegar por las colecciones digitales de los principales museos nacionales con la ayuda de pantallas y dispositivos de mediación conectados, acoger espectáculos de todo tipo, fomentar los intercambios entre artistas, asociaciones locales, mediadores y habitantes. Así pues, una micro-folie es un espacio de cultura y también un lugar para vivir. Asimismo, tiene por objeto favorecer las salidas fuera del barrio, en particular las visitas a las instituciones asociadas. Además, una micro-folie también crea un vínculo entre la cultura y el mundo de lo digital y las nuevas tecnologías.

Cada micro-folie es diferente, adaptada al contexto local y gestionada por la autoridad local anfitriona. El proyecto que se desarrolla allí se comparte con los artistas del barrio, así como con los agentes culturales y socioculturales locales y con los propios habitantes. Esto ha llevado a la Asociación de centros comerciales de Évry-Courcouronnes a participar en el proyecto dotando a la ciudad de una unidad comercial. La ubicación de la micro-folie en el núcleo del centro comercial confiere ahora al proyecto una gran notoriedad, beneficiándose de la considerable afluencia de personas que circulan por él, lo que permite atraer a personas que tal vez no se hubieran planteado acudir a un museo en condiciones normales.

Concretamente, la Micro-Folie de Évry-Courcouronnes está compuesta por cuatro espacios:

  • El museo digital/área de eventos: equipado con una gran pantalla y unas quince estanterías, reúne varios centenares de obras maestras de numerosas instituciones nacionales y de otros países. Es una verdadera galería de arte virtual que presenta una oferta cultural única. Como todas las micro-folies, el museo digital es una puerta abierta a la diversidad de riqueza de la humanidad; bellas artes, arquitectura, culturas científicas, espectáculos en vivo ... Esta galería virtual estimula la curiosidad, se dirige a todos los públicos y es una herramienta perfectamente adaptada a la educación artística y cultural, que permite a los visitantes descubrir, en su propio barrio, los tesoros de las más grandes instituciones nacionales y de todas las instituciones asociadas. Las obras presentadas en esta ecléctica galería, han sido digitalizadas en muy alta definición y resultan sorprendentes e impactantes. Este museo, de muy fácil acceso, puede ser un primer paso previo a la visita de las instituciones culturales del barrio. Es accesible en varios idiomas. El modo de «visitante libre» hace posible que el museo digital esté abierto a todos.  

Cada uno puede seguir su propio recorrido, entre la pantalla y su propia tableta, leyendo las etiquetas diseñadas por los responsables del museo, descubriendo los secretos de los cuadros, todo ello durante la reproducción... También hay un modo de «ponente» que permite organizar visitas temáticas y programadas para grupos. Herramienta ideal para la educación artística y cultural, el museo digital resulta ser un increíble apoyo de mediación para los profesores y facilitadores.

Este espacio también puede transformarse en un área de eventos para albergar bailes, representaciones teatrales, proyecciones de películas, conciertos y conferencias. La micro-folie es un espacio de creación e intercambio. Se organizan regularmente espectáculos en colaboración con artistas, organizaciones culturales y asociaciones locales.

  • El FabLab: equipado con impresoras 3D, máquinas de bordado digital y máquinas para cortar vinilos, este espacio está destinado a todas aquellas personas que deseen desarrollar su creatividad, ya sean diseñadores, artistas, estudiantes o aficionados al bricolaje. Se pueden organizar numerosos talleres de formación, talleres de iniciación, talleres de artes plásticas.
  • El espacio de convivencia: tiene sillones, libros, juegos de mesa. Este lugar de encuentro está diseñado para ser divertido y acogedor, especialmente dirigido a los niños y las familias.
  • El área de realidad virtual: tiene instalado de forma permanente un terminal que ofrece la posibilidad de descubrir numerosas películas realizadas por el canal ARTE. Las asociaciones, los estudiantes y todas las personas competentes en este campo tienen también la posibilidad de presentar sus propias películas por medio de cascos de RV (realidad virtual) independientes (alrededor de quince cascos).

Pero abrir una micro-folie también significa unirse a una red para compartir medios, para apoyar a los artistas y a las asociaciones locales a través de una cooperativa artística. En efecto, la cooperativa de micro-folies proporciona el contenido y las herramientas para poner en marcha y utilizar todo el conjunto de las colecciones del museo digital, el contenido facilitado por las instituciones asociadas (como los programas de realidad virtual ARTE 360°, las aplicaciones proporcionadas por Radio France, los documentos web...), las herramientas de mediación (en concreto, el kit educativo de la asociación de museos nacionales del Grand Palais, las tutorías de los talleres) y la formación (sobre todo aprovechando el museo digital o los talleres FabLab). Este contenido se enriquece con las opciones que ofrecen los socios locales. En Évry-Courcouronnes, por ejemplo, los asociados que participan especialmente son la Asociación SIANA, que promueve las culturas digitales, y las instituciones locales de educación superior, como la Escuela Nacional Superior de Informática para la Industria y la Empresa (INSIIE, por sus siglas en francés), el Instituto de Minas y Telecomunicaciones (IMT-BS, por sus siglas en francés) y el Instituto Politécnico de París (TSP, por sus siglas en francés), así como el colectivo BKE, Planète Sciences o la red Canopé. El funcionamiento de esta red permite también participar en actos conjuntos, como el lanzamiento de una nueva colección en el museo digital o los encuentros institucionales y operativos de la red. Por último, garantiza el enriquecimiento del escenario cultural ofreciendo una selección de propuestas diversas de los territorios, de los diferentes socios y de las salas de espectáculos designadas. Esta red, adaptada a la actividad de las micro-folies, brinda a los administradores de los espacios locales ideas para su propia micro-folie.

Así pues, el proyecto de micro-folie, que constituye una auténtica plataforma cultural de proximidad, está al servicio de los agentes educativos de la educación no formal para dar vida al arte y a la música. Esto se facilita creando un nuevo lugar de convivencia accesible a todos, ofreciendo a las comunidades el acceso local a la riqueza de las mayores instituciones culturales regionales, nacionales e internacionales. Se trata de una hermosa herramienta de aprendizaje a lo largo de toda la vida, y ofrece un ambicioso programa realizado con la participación de los habitantes de Évry-Courcouronnes y en beneficio de ellos.