Inicio

Seminario web de la UNESCO/Observatorio PASCAL «Ciudades del Aprendizaje en la recuperación del COVID-19: de la investigación a la práctica - El desafío de la inclusión»

22 Julio 2020

El 17 de junio de 2020, el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL), junto con el Observatorio PASCAL, acogió el primer seminario web de la serie titulada «Ciudades del Aprendizaje en la recuperación del COVID-19: de la investigación a la práctica». Esta sesión se centró en El desafío de la inclusión en las ciudades del aprendizaje, basándose en la labor de la Cuarta Conferencia Internacional sobre Ciudades del Aprendizaje. El Sr. Raúl Valdés Cotera, del UIL, hizo una introducción al tema, y a continuación Michael Osborne, profesor de Educación de Adultos y de Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida de la Universidad de Glasgow y director del Observatorio PASCAL de Europa, pronunció un discurso de apertura que dio paso a las presentaciones de las iniciativas de las ciudades por parte de los representantes de Medellín, Mantes-la-Jolie y Melton.

La especialista en programas del UIL, la Sra. Marie Macauley, que actuó como moderadora, señaló que este seminario web tomaba como base la Cuarta Conferencia Internacional sobre Ciudades del Aprendizaje que se celebró en Medellín, Colombia, en septiembre de 2019. Recordó a los participantes que en los dos últimos meses el UIL había estado respondiendo a cuestiones relacionadas con el COVID-19 de diversas maneras, lo que había incluido una serie previa de seminarios web. Añadió que la nueva serie, organizada conjuntamente con PASCAL, se centraría explícitamente en cuestiones de investigación sobre las ciudades del aprendizaje y sus implicaciones prácticas.

En su discurso de inauguración, Raúl Valdés Cotera recordó a los participantes que la conferencia de Medellín había tenido dos objetivos principales. El primero era lograr un mejor entendimiento de la inclusión como parte del aprendizaje a lo largo de toda la vida y el desarrollo sostenible. El segundo consistía en brindar a las ciudades la oportunidad de compartir experiencias sobre la implementación de acciones locales que apoyen la inclusión a través del aprendizaje a lo largo de la vida y que tengan un impacto en los grupos vulnerables. Subrayó que en esta nueva serie de seminarios web, el conocimiento que puede aportar PASCAL enriquece los debates con una dimensión muy interactiva, que puede abrir un diálogo basado en la investigación y también en las prácticas. Al reflexionar sobre los desafíos de la inclusión, se refirió a los numerosos retos que enfrentan las ciudades a medida que aumentan, en particular los relacionados con la infraestructura. La gente viene a las ciudades en busca de una vida mejor, mayor seguridad, servicios básicos y trabajo decente. Las oportunidades de aprendizaje deben ser de alta calidad, deben incluir a personas de diversos orígenes y deben estar al alcance de todos. Si bien las ciudades deben ocuparse de la infraestructura física de carácter inclusivo, en particular para atender a las personas con discapacidad, las ciudades no deben olvidar el aprendizaje inclusivo en todas sus modalidades (formal, informal y no formal) y el fomento de la inclusión social en todas las esferas y espacios (familias, comunidades, lugares de trabajo, bibliotecas, museos, plataformas digitales y otros).

Michael Osborne recordó a los participantes que el Observatorio Internacional PASCAL ha estado trabajando en el ámbito de las ciudades del aprendizaje durante más de 20 años. Comenzó refiriéndose a la investigación que había realizado en colaboración con el profesor Norman Longworth y otros compañeros de Europa, que había servido de base para gran parte de la labor de PASCAL, y destacó que el concepto de la ciudad como lugar de aprendizaje era un concepto de larga data. El propio PASCAL ha estado gestionando redes de ciudades del aprendizaje durante algunos años. Informó de algunos conceptos clave en los que se basa el desarrollo de la ciudad del aprendizaje, que se examinaron en un documento informativo que había escrito para la conferencia de Medellín en colaboración con Sergio Hernández. Entre esos conceptos figuran: sociedades del aprendizaje; conocimientos formales, no formales e informales; conocimientos autóctonos; equidad; colectivismo frente a individualismo; marcos reglamentarios y políticos; colaboración intersectorial; co-construcción de conocimientos y algunos otros. Indicó que el aspecto del conocimiento autóctono suele faltar en las conversaciones en torno a las ciudades del aprendizaje y citó el caso de Victoria, en Canadá, como excelente ejemplo de una excepción a esta tendencia. Mencionó una serie de ciudades de todo el mundo que se centran en grupos desfavorecidos específicos y proporcionó ejemplos de iniciativas concebidas específicamente para los inmigrantes, los jóvenes, los adultos de edad avanzada, los reclusos, las personas con discapacidad y las personas que viven en barrios marginales y desfavorecidos. Asimismo, señaló las disyuntivas entre las diferentes iniciativas de las ciudades, advirtiendo que en los debates sobre ciudades inteligentes a menudo no se menciona en absoluto el aprendizaje. Reflexionó sobre el hecho de que los adultos de edad avanzada, las personas con discapacidad y los reclusos se quedan en gran medida atrás en el desarrollo de las ciudades del aprendizaje y planteó a la audiencia algunas preguntas para reflexionar:

  • ¿Qué mecanismos pueden utilizar las ciudades para facilitar la inclusión en la educación?
  • ¿Cómo se abordan mejor en las ciudades las necesidades y demandas de los grupos excluidos?
  • ¿Existen buenas prácticas de prestación de servicios «conjuntos» para promover el aprendizaje inclusivo?
  • ¿Es suficiente la inclusión, o es necesario cambiar la naturaleza de las instituciones?
  • ¿Qué podemos aprender de las respuestas dadas al COVID-19?

Colombia: Medellín, ciudad del aprendizaje de la UNESCO y de PASCAL

Medellín es miembro de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje (GNLC) y recientemente se ha unido a la Red de Ciudades del Aprendizaje (LCN, por sus siglas en inglés) de PASCAL. La Sra. Alexandra Agudelo Ruiz, secretaria de Educación de la ciudad, comenzó su presentación con una visión general de la situación. En la década de los noventa, Colombia sufrió una delincuencia extrema, gran parte de la cual estaba relacionada con las drogas, y Medellín estaba considerada como una de las ciudades más peligrosas del mundo. Hoy en día, ha mejorado sus servicios de salud y educación, siguiendo los principios para combatir la desigualdad. Cuenta con sólidas políticas educativas que han contribuido a mejorar la infraestructura social de la ciudad, incluidos altos niveles de inversión financiera concebidos fundamentalmente para abordar la diversidad de los estudiantes. La Sra. Agudelo Ruiz destacó el apoyo que presta Medellín a las personas con discapacidad desde la educación inicial hasta la secundaria, así como a los menores enfermos y hospitalizados. Asimismo, informó de que en Colombia se proporcionaba educación y protección integral a unos 25 659 niños y adolescentes que necesitaban protección internacional, independientemente de su situación nacional y de inmigración. Por último, la Sra. Agudelo Ruiz describió la gran atención que se prestaba a la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, centrándose principalmente en las estudiantes.

Francia: Mantes-la-Jolie, ciudad del aprendizaje de la UNESCO

La Sra. Aminata Diawara, funcionaria encargada de la ciudad del aprendizaje, hizo una presentación en nombre de la ciudad del aprendizaje de la UNESCO de Mantes-la-Jolie. Informó de que la región que rodeaba la ciudad estaba muy afectada por el COVID-19, que estuvo cerrada durante más de dos meses. Es una de las regiones más pobres que rodean a París. Existe un fuerte compromiso político, también por parte del alcalde, para desarrollar Mantes-la-Jolie como ciudad del aprendizaje, y fue la segunda ciudad de Francia en adoptar el marco de Ciudad del Aprendizaje. Mantes-la-Jolie mantiene intercambios periódicos con otras ciudades del aprendizaje francesas, entre ellas Clermont-Ferrand, Evry-Courcouronnes y Montpellier, y es codirigente del grupo de «inclusión y equidad» de la GNLC. Durante la pandemia del COVID-19 se han ofrecido muchas intervenciones, entre ellas diversos servicios municipales nuevos, como el suministro de ordenadores portátiles a 250 familias de alumnos de enseñanza primaria y la organización de tutorías para familias y estudiantes por parte de jóvenes. La Sra. Diawara indicó además que se habían emprendido iniciativas ciudadanas relacionadas con la fabricación de mascarillas y el desarrollo de una plataforma especial para los miembros de la comunidad de más de 65 años de edad.


Australia: Melton, ciudad del aprendizaje de la UNESCO

La Sra. Cassandra Connelly, responsable de proyectos de Aprendizaje a lo Largo de la Vida de la ciudad de Melton, señaló que su ciudad es uno de los municipios de más rápido crecimiento en Australia. Anteriormente era una ciudad pequeña, pero ahora se ha convertido en un animado barrio periférico de la gran Melbourne. Parte de este rápido crecimiento viene dado por la necesidad de contar con más centros comunitarios y lugares para que los ciudadanos se reúnan y aprendan en un entorno social. Para atender a las necesidades e intereses de la comunidad, la ciudad utiliza procesos de retroalimentación oficiales y extraoficiales y luego actúa en función de sus resultados, modificando los programas en consecuencia. Esto se hace mediante un sistema de lógica y evaluación de programas, centrándose en responder a las necesidades y a la demanda. El órgano de gobierno, la Junta de Aprendizaje Comunitario, cuenta con la participación de personas de diversos sectores del Consejo y de partes interesadas externas, y trabaja en pro del bienestar económico, social, personal y cultural de todos. La creación del Directorio del Aprendizaje de Melton ha sido una forma de llegar a la comunidad, al igual que el Festival del Aprendizaje anual. El equipo de aprendizaje también está observando un aumento en el número de personas que nunca han acudido en persona a participar en el entorno virtual. La ciudad se dirige ahora a 200 personas mayores y a personas en programas no angloparlantes (NESPs, por sus siglas en inglés) para que reciban clases de alfabetización digital a través de una iniciativa móvil de alfabetización digital.

Debate

La Sra. Macauley abrió el debate con temas que habían sido planteados por el público, como la inclusión en la educación versus la educación inclusiva; el papel del aprendizaje y la educación de adultos (AEA) en la promoción de la inclusión; las respuestas a la pandemia y las perspectivas posteriores al COVID-19; la educación en las prisiones; la violencia y las intervenciones en materia de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Inclusión en la educación vs. educación inclusiva

Las principales respuestas a las preguntas relativas a este aspecto abordaron los problemas rurales/urbanos. Medellín ofrece actividades de aprendizaje en comunidades desfavorecidas utilizando el material impreso y la radio, independientemente de la ubicación geográfica. Asimismo, a través de la tecnología se intenta llegar a las zonas rurales desfavorecidas. Melton, si bien no ofrece de por sí oportunidades para los alumnos de zonas rurales desfavorecidas, en Australia, a nivel nacional, se ha prestado atención a la utilización de una mayor conectividad de banda ancha para aumentar la participación en el aprendizaje. Mantes-la-Jolie es básicamente urbana y tampoco tiene zonas rurales desfavorecidas. Sin embargo, se presta atención a las familias que no poseen dispositivos electrónicos. PASCAL hizo hincapié en que los lugares más pequeños suelen «quedarse atrás» en muchas iniciativas municipales e indicó que se centra en el desarrollo de comunidades del aprendizaje en esos lugares.

El papel del aprendizaje y la educación de adultos (AEA) en la promoción de la inclusión

El foco de atención de muchas iniciativas de aprendizaje continúa siendo los niños y los jóvenes, y aunque en varias ciudades se ha considerado la participación de los padres y los abuelos en el aprendizaje familiar, a menudo falta el vínculo que se establece con el aprendizaje de los adultos. Si bien se han hecho numerosas observaciones sobre las desigualdades digitales y de Internet, se ha hablado menos de la valiosa contribución de la alfabetización de adultos al aprendizaje intergeneracional. En Melton se han ofrecido diversas actividades a los ancianos durante la pandemia, por ejemplo, actuaciones locales para adultos que viven aislados. Las clases de baile en línea, yoga y tecnología han promovido la participación de las personas mayores y también ha sido importante ofrecer formación en el uso de plataformas de videoconferencia para facilitar el contacto con la familia y los amigos. La promoción de la vida social de los ancianos también figura en el programa de Mantes-la-Jolie como reconocimiento de la importancia de las herramientas digitales. En Medellín, la Secretaría de Inclusión Social y Familia ha diseñado un programa para las personas de edad avanzada que se ocupa del desarrollo del aprendizaje en las familias, así como de la entrega de alimentos y la creación de un entorno seguro.

Respuestas a la pandemia y las perspectivas posteriores al COVID-19

En términos generales, la pandemia del COVID-19 ha hecho más visibles las desigualdades. Sin embargo, ha ayudado a resaltar el valor del aprendizaje intergeneracional. Entre las mejores respuestas para hacer frente a la exclusión cabe citar las plataformas de radio y televisión, así como los medios digitales. Por ejemplo, hay muchas formas nuevas de participación a través del canal de YouTube y otras fuentes.

Michael Osborne señaló muchos y muy buenos ejemplos de desarrollo comunitario y de participación con las generaciones mayores y las personas en situación de exclusión de Glasgow durante la pandemia, así como de oferta de enseñanza para adultos a través de Internet. Al parecer, la prestación de servicios educativos en las ciudades debería estar más interrelacionada con otros servicios, colocando el aprendizaje en el centro de todos los servicios. La crisis ha creado una oportunidad concreta para examinar y evaluar la importante interrelación entre la salud y la educación y, en general, el diálogo entre los diferentes sectores es fundamental para elaborar mejores respuestas a las crisis.

En algunas ciudades, durante la pandemia se ha promovido la educación no formal y el aprendizaje familiar como una nueva modalidad, aunque sin prestar mucha atención al aprendizaje de los adultos. Sin embargo, hay excepciones. En Melton, muchos docentes han participado en el fomento de actividades domésticas que benefician a todas las generaciones, como la cocina o la jardinería. En Medellín, la educación no formal, como la formación y la educación técnica, es muy importante y llega a más de 1,5 millones de ciudadanos. Mantes-la-Jolie ha puesto en marcha un verano educativo estratégico con voluntarios y diferentes asociaciones, con el objetivo de ofrecer actividades tanto en el sector formal como en el no formal.

Educación en las prisiones; intervenciones en materia de violencia y aprendizaje a lo largo de toda la vida; métodos de medición y seguimiento.

Todos estos temas suscitaron preguntas de los participantes, aunque no fue posible responderlas en ese momento. Se incluyeron preguntas y comentarios:

  • ¿Existen pruebas del impacto de las iniciativas relativas a las prisiones?
  • La razón por la que las actividades de la ciudad del aprendizaje rara vez incluyen a los reclusos en los países en desarrollo es que los facilitadores pueden interactuar con personas que los dirigentes tal vez deseen ocultar en las prisiones.
  • ¿Podemos utilizar el enfoque de las ciudades del aprendizaje para ayudar a reducir el aumento de la violencia de género en las ciudades y en el hogar debido al COVID-19?
  • ¿Existe alguna iniciativa de inclusión específica en Medellín que se centre en la consolidación de la paz en los barrios desfavorecidos?
  • ¿Qué indicadores se han utilizado para hacer un seguimiento de la relación entre los programas de aprendizaje/educación a lo largo de toda la vida y las mejoras sociales?
  • ¿En qué medida son eficaces las ciudades del aprendizaje para mejorar su recopilación de datos e información sobre personas de diferentes grupos, incluidas las de grupos marginados, así como su aprendizaje formal y no formal?

Según explicó Michael Osborne, estas y otras preguntas planteadas hacen pensar que los participantes han identificado un programa de investigación muy significativo y completo para el futuro. Los próximos seminarios web de UIL/PASCAL están programados para los meses de julio, septiembre, octubre y noviembre. El Sr. Raúl Valdés Cotera concluyó esta sesión expresando su agradecimiento a todos los participantes.

Este resumen ha sido redactado por Michael Osborne, Universidad de Glasgow/Observatorio Pascal; con el apoyo de Sergio Hernández, Universidad de Glasgow; Jac Torres Gómez, ciudad de Wyndham; y Leone Wheeler, Red Australiana del Aprendizaje Comunitario/Observatorio Pascal.