Inicio

El Programa Aagahi de Alfabetización de Adultos, Pakistán

  • Date published:
    21 Junio 2017

Descripción del Programa

Título del Programa El Programa Aagahi de Alfabetización de Adultos
Organización Ejecutora The Citizens Foundation, Unidad de Desarrollo Comunitario (CDU)
Idioma de enseñanza Principalmente urdu. Con el fin de apoyar a los educandos, los docentes pueden utilizar otros idiomas locales de acuerdo a su criterio, como el sindhi, pashto y punjabi.
Financiación Donaciones de compañías y particulares
Asociados del Programa Literate Pakistan Foundation
Costo Anual del Programa En 2016, 21.000.000 PKR (aproximadamente US $200,000). Costo Neto por Educando: en 2016 2.200 PKR (aproximadamente US $21)
Fecha de inicio 2005

Contexto del País

En el Índice de Desarrollo de la Educación para Todos (UNESCO, 2012), Pakistán ocupó el puesto 106 entre 113 países y en el Informe sobre Desarrollo Humano (PNUD, 2015) tuvo el lugar 147 de 188. Si bien en la última década ha habido algunos signos positivos de recuperación económica, Pakistán sigue siendo uno de los países con las tasas más bajas de desarrollo humano y enfrenta múltiples desafíos en relación con la pobreza, la seguridad, la educación y las disparidades de género.

Si bien en 2001-2002 el índice de recuento de la pobreza era de un 64,3%, en 2013-2014 éste disminuyó al 29,5%, pero aún existe un 45% de la población viviendo con menos de US $ 2 por día (UIS, 2014), un número de personas vulnerables a la pobreza que sigue siendo elevado (Banco Mundial, 2016b).

Además, el país sigue enfrentando tensiones relacionadas con la inseguridad e importantes desafíos de gobernanza que dificultan su potencial de desarrollo, debido a que en muchas regiones de Pakistán persisten los conflictos, especialmente en zonas fronterizas. En 2009, éstos surgieron en las provincias de Swat, Jaiber Pajtunjuá y otras zonas fronterizas. Como resultado de ello, alrededor de 2 millones de personas fueron desplazadas y la mayoría de las escuelas resultaron total o parcialmente dañadas (Banco Mundial, 2016a).

Las tasas de alfabetización de adultos en Pakistán se encuentran entre las más bajas del mundo. Un total de 53.483.715 adultos mayores de 15 años carecen de alfabetización o sólo poseen niveles bajos, de los cuales 34.396.588 (64,3 por ciento) son mujeres. Los adultos con escasa o nula alfabetización representan el 28,9% de la población total del país. Entre la población de jóvenes (de 15 a 24 años), casi 10 millones tienen poca o ninguna alfabetización, y de ellos 6 millones (61,2 por ciento) son mujeres jóvenes (UIS, 2015).

En cuanto al acceso de las niñas, mujeres jóvenes y adultas a la educación, siguen existiendo grandes disparidades: en 2014 se observó una brecha significativa entre sexos en cuanto a las tasas de matrículación escolar, teniendo una tasa neta de matrícula femenina superior a 12 puntos porcentuales en la enseñanza primaria y cerca de 10 puntos en la educación secundaria (UIS, 2014).

Del mismo modo, en 2014 había más de 5,6 millones de niños fuera de la escuela (de los cuales el 58,8% eran niñas) y más de 5,5 millones de adolescentes que también se encontraban sin asistir (53% de ellos eran adolescents mujeres). Muchos de ellos estaban, o es probable que se unan más tarde en la vida, al grupo de jóvenes y adultos con pocas o nulas habilidades de alfabetización (UIS, 2014).

Entre las múltiples razones del bajo nivel de alfabetización se encuentran:

  • la reducción de la inversión en educación que ha hecho el gobierno (2,47 por ciento del PIB total);
  • la incapacidad para inscribirse en un programa de alfabetización que tienen aquellas personas sin alfabetización, en particular las mujeres; y
  • la continua presencia de conflictos graves en un país en el que el 62% de la población vive en zonas rurales (UIS, 2014).

Descripción del Programa

Una de las mayores organizaciones sin fines de lucro en Pakistán es The Citizens Foundation (TCF - fundación de ciudadanos), cuya misión es lograr un cambio social positivo a través de una educación de calidad. Fundada en 1995 en la ciudad de Karachi, la fundación se ha convertido en una red de 1.202 unidades escolares que proporcionan educación formal a los niños de las regiones más desfavorecidas de Pakistán. Actualmente, la matriculación en las escuelas de la TCF asciende a 175.000 estudiantes aproximadamente.

En 2005, la TCF lanzó el Programa Aagahi de Alfabetización de Adultos, a solicitud de su departamento de educación, en virtud de apoyar a los estudiantes de la TCF mediante la provisión de formación a sus familiares y, en particular, a sus madres, en alfabetización no formal, aritmética y habilidades básicas. Su objetivo inicial era facilitar la comunicación escrita entre docentes y padres y contribuir al desarrollo de un enfoque holístico de la educación de los niños. Con el correr de los años, el programa se ha convertido en una oportunidad para las niñas no escolarizadas, así como también para mujeres jóvenes, adultas y ancianas de los barrios desfavorecidos, de aprender a leer y escribir.

La palabra "Aagahi" proviene del urdu, una de las lenguas oficiales de Pakistán, y significa "crear conciencia". El plan de estudios del programa está diseñado para fomentar las habilidades básicas y mejorar la capacidad de los participantes para realizar tareas, como el presupuesto familiar y la comunicación diaria.

El programa está dirigido a mujeres jóvenes y adultas de entre 12 y 65 años de edad principalmente, que residen en barrios rurales y urbanos ubicados alrededor de las escuelas de la fundación. Aunque la mayoría de los participantes matriculados en el programa Aagahi son mujeres (aproximadamente el 97%), también se les incita a los hombres a participar. También se les da la bienvenida a niñas menores de 12 años o a mujeres mayores de 65 años que estén interesadas en mejorar su alfabetización, aritmética y habilidades básicas.

El idioma principal del programa es el urdu, pero también se utilizan otros idiomas regionales como el sindhi, pashto, punjabi, saraiki y balochi. Desde su creación, el programa ha llegado a comunidades de cuarenta y tres ciudades y pueblos diferentes en todo Pakistán.

Image

A la fecha se han completado un total de 19 fases del programa, lo que ha permitido que unos 48.350 educandos hayan adquirido y mejorado sus habilidades básicas y de alfabetización. El programa aspira a que 10.000 personas al año puedan recibir formación en alfabetización (The Citizens Foundation, 2016).

La TCF implementa el programa Aagahi a través de la Unidad de Desarrollo Comunitario (CDU), cuyo personal está a cargo de la coordinación general del programa. Un encargado del programa Aagahi dedicado que pertenece al equipo de la CDU, es quien tiene la responsabilidad del diseño e implementación del programa. Para poder asegurar la ejecución efectiva en el lugar, existen equipos operacionales en varios niveles (región, área y escuela) que apoyan a la CDU.

La TCF se ha asociado con otra organización pakistaní para este programa, la Literate Pakistan Foundation (fundación alfabetizada de Pakistán), que les proporciona experiencia técnica en el desarrollo del plan de estudios y la formación. La autoridad ejecutora ha recaudado fondos de donaciones privadas para cubrir los costos del programa, pues ha sido gratuito para todos los educandos matriculados desde su creación.

Finalidades y Objetivos

El objetivo de este programa es proporcionar formación en habilidades básicas en lectura, escritura y aritmética a jóvenes, adultos y ancianos, principalmente mujeres, en forma de clases de alfabetización no formal.

Los objetivos específicos del programa son:

  • contribuir al desarrollo de un entorno de aprendizaje positivo para los estudiantes que asisten a las escuelas de la fundación, mejorando las habilidades de alfabetización de los miembros femeninos de sus familias, especialmente sus madres;
  • fomentar un compromiso social activo de los miembros de la comunidad que residen alrededor de las escuelas de la fundación, principalmente mujeres, mejorando sus habilidades de alfabetización;
  • lograr mejoras positivas en las comunidades locales, proporcionando oportunidades educacionales a los ciudadanos, principalmente mujeres, en las prácticas de salud e higiene.

Implementación del Programa

El programa se realiza dos veces al año, en fases que duran cuatro meses, de febrero a mayo y de septiembre a diciembre, coincidiendo así con el año académico de las escuelas de la TCF. Cada fase incluye noventa días de clases y un período adicional para planificación y coordinación. En la Figura 1 se muestran las etapas del ciclo de implementación del programa.

Figure 1. Programme implementation cycle. Source: The Citizens Foundation (2016)

Figura 1. Ciclo de implementación del programa. Fuente: The Citizens Foundation (2016)

Las clases de alfabetización y aritmética se realizan seis días a la semana con una duración de dos horas, totalizando así 180 horas de aprendizaje que son distribuidas en 90 días de clases por cada fase del programa. Al final de cada fase, los participantes pueden realizar tareas como leer periódicos locales, escribir cartas sencillas, leer recetas, llenar y firmar formularios, abrir y administrar una cuenta bancaria, hacer cálculos básicos para el presupuesto familiar, entender carteles públicos, pagar facturas, y leer y enviar mensajes de texto en teléfonos móviles. En promedio, la relación docente-educando es 1:15.

Del mismo modo, las sesiones de aprendizaje se realizan en un centro que es seleccionado de acuerdo a la conveniencia de los participantes. Un "centro" es definido por la fundación como una congregación de educandos, pero no necesariamente una estructura física, sino un lugar en donde los beneficiarios se reúnen para participar en las clases de alfabetización y aritmética. Pueden reunirse en una de las escuelas de la fundación, en una escuela independiente o en un espacio comunitario, como el hogar de un docente o de un educando, llamándose éste último comúnmente un "centro basado en la comunidad". Desde 2006, el programa ha sido implementado en un total de 3.200 centros. En la Figura 2 se muestra su distribución geográfica.

Figure 2. Centres’ geographical distribution. Source: The Citizens Foundation (2016)

Figura 2. Distribución geográfica de los centros. Fuente: The Citizens Foundation (2016)

Enseñanza y Aprendizaje: Enfoques y Metodologías

Las clases de alfabetización están basadas en un método de enseñanza y aprendizaje fonético que le permite a los participantes aprender letras y palabras asociándolas con sus respectivos sonidos y pronunciaciones. De esta manera, los educandos comienzan a estar conscientes de las vocales y las consonantes en forma gradual. Del mismo modo, mejoran su capacidad para poder identificar los cambios que ocurren en los significados de las palabras cuando se realiza la adición de diacríticos.

Durante una sesión típica, los participantes aprenden a seguir el alfabeto y, posteriormente, a construir palabras. A medida que se van familiarizando con las letras y los números, pueden reconocer las fechas numéricas y los días de la semana. El docente los ayuda con los ejercicios de escritura que hay en los libros de trabajo. También les hacen carteles en la pared para fortalecer las habilidades y desarrollar conocimientos sobre una temática en particular. Otras lecciones incorporan juegos de rol y ejercicios de escritura de mensajes de texto.

Aunque el principal idioma de enseñanza es el urdu, los docentes también pueden usar algunas palabras o frases en lenguas locales y regionales como el sindhi, pashto o el punjabi, lenguas que pueden ser requeridas para una máxima comprensión por parte de los participantes. Hacia el final del curso, el programa incluye algunas lecciones básicas de inglés, como familiarizarse con el alfabeto, palabras y frases básicas en inglés.

Contenido del Programa y Materiales de Enseñanza

La TCF desarrolla el contenido del programa y los materiales didácticos en cooperación con su asociado técnico, la Literate Pakistan Foundation, que participa activamente en el diseño del plan de estudios y es responsable de la producción de materiales.

El módulo de alfabetización tiene como base el plan de estudios "Jugnoo Sabaq", que fue desarrollado por la Literate Pakistan Foundation para enseñar alfabetización en lengua urdu. Este plan de estudios es utilizado en los programas de alfabetización de las escuelas públicas y fue adaptado para enseñar alfabetización en zonas periurbanas y rurales en un contexto no formal. La TCF ha incorporado algunas innovaciones en el plan de estudios del programa Aagahi, con un mayor enfoque en el desarrollo de las habilidades cotidianas de los educandos y en su conocimiento de la salud y la higiene.

El plan de estudios Jugnoo Sabaq consta de cuatro libros de ejercicios producidos en lengua urdu, uno para enseñar aritmética elemental y los tres restantes para enseñar el reconocimiento del sonido basado en la fonética y las habilidades básicas de alfabetización. Los contenidos del programa son distribuidos entre los cuatro libros de la siguiente manera:

  • Libro 1: Los participantes aprenden a asociar palabras con sus respectivos sonidos y adquirir conciencia de las vocales y consonantes. Trazan el alfabeto, escriben letras y caracteres y forman palabras cortas, de una o dos letras. El contenido se organiza de manera tal que primero se presentan las letras a partir de las cuales se pueden construir más palabras. En una etapa posterior, se incorporan las letras utilizadas con menos frecuencia.
  • Libro 2: El segundo libro le enseña a los participantes a ensamblar letras y construir palabras más complejas de tres o cuatro letras.
  • Libro 3: Los participantes aprenden sobre diacríticos y la manera en que la adición de caracteres especiales puede cambiar el significado de las palabras. En esta etapa, los educandos pueden escribir frases simples. El contenido restante se centra en enseñarles a convertir estas oraciones en párrafos, y más tarde, en una carta o una historia.
  • Libro 4: El cuarto libro continúa apoyando a los educandos mientras éstos van escribiendo textos más complejos. La última sección del libro apunta a la aritmética, incluyendo ejercicios básicos como contar, sumar y restar hasta tres dígitos.

La TCF y su asociado técnico le proporcionan a cada educando del programa su propio conjunto de libros de trabajo.

Image

Contratación y Formación de los Docentes

Los docentes son remunerados y empleados a tiempo parcial. Pueden ser miembros del personal de la TCF, docentes o directores que trabajan en las escuelas de la fundación u en otras, o bien, cualquier persona que haya aprobado exitosamente el examen de décimo grado llevado a cabo por las comisiones examinadoras nacionales y provinciales. En el pasado, también hubo ex alumnos de la TCF que se convirtieron en docentes. Por lo general, los docentes que trabajan para este programa son miembros de la comunidad en la que están emplazados los centros de aprendizaje.

La TCF está a cargo de la contratación de los docentes. Para ello, antes del comienzo de cada fase, se designa a un director o a un docente de mayor antigüedad como “representante de Aagahi”, que es responsable de reclutar a los docentes directamente en los lugares en donde se imparten las clases. Se les exige que publiquen y actualicen la información del docente en el Sistema de Información de Gestión (MIS) interno que tiene la fundación. La información publicada en éles útil para la contratación de docentes de reemplazo y también para la etapa de identificación de necesidades, ya que la disponibilidad de docentes es uno de los criterios de selección para poder establecer un centro de alfabetización. Las clases de alfabetización no formal no podrán realizarse en un lugar en particular si es que allí no hay un docente calificado que se encuentre disponible.

Todos los docentes deben participar en un curso de formación de formadores (ToT) que asciende a ocho horas, distribuidas en dos días y medio para cada fase del programa. Antes del comienzo de las clases, se realiza una sesión de “formación previa al servicio” y seis semanas más tarde, a mitad de la fase, se imparte otra sesión de “formación en el servicio”. Los contenidos de esta formación están divididos en dos partes, de cuatro horas de duración cada una:

  • Formación 1: Esta parte cubre el contenido del curso y la metodología de enseñanza de los Libros 1 y 2. Los docentes reciben instrucciones sobre cómo realizar una evaluación básica para determinar el nivel de alfabetización de los educandos y cómo realizar evaluaciones de habilidades después de haber completado el Libro 2.
  • Formación 2: La segunda parte cubre el contenido y la metodología de los Libros 3 y 4.

Mientras que la organización ejecutora coordina la contratación de docentes y proporciona apoyo operacional para la formación de éstos, la Literate Pakistan Foundation - su asociado técnico - es la principal organización responsable de impartir las sesiones de formación concretas. A los docentes no se les otorga una acreditación formal por su participación en las sesiones de formación.

Durante los cursos de ToT, los docentes tienen la oportunidad de analizar con sus formadores y compañeros de trabajo los problemas a los que se enfrentan durante la clase. En el método fonético de enseñanza y aprendizaje, los formadores desarrollan las habilidades de los docentes, así como su capacidad para realizar evaluaciones. Les proporcionan una lista de palabras y frases basadas en el contenido del programa para verificar los resultados del aprendizaje. A continuación, les enseñan a cómo mantener un horario diario y de qué manera trabajar con los planificadores de actividades. Del mismo modo, estos cursos desarrollan habilidades blandas como la confianza y la empatía con respecto a los educandos que tienen diferentes capacidades y edades.

Tanto los docentes recién contratados como aquéllos que han trabajado en las fases anteriores del programa están obligados a completar la misma carga de trabajo de formación. Los docentes experimentados guían a los nuevos sobre cómo tratar los problemas en el lugar.

Así también, las sesiones de formación incluyen un capítulo sobre habilidades operacionales que abarca los siguientes temas:

  • ID de Centro: Los docentes reciben el ID asignado al centro en el que se desarrolla su curso. Los ID de centro están basados en la ubicación y los docentes son reasignados antes de que comience cada fase.
  • Informes de asistencia de los educandos vía SMS: Los docentes están capacitados para reportar la asistencia por SMS usando sus teléfonos móviles. Se les informa acerca de los errores comunes y se les muestra cómo mejorar la frecuencia en los informes de asistencia. En la sección de seguimiento, se explica más detalladamente este sistema de información.
  • Distribución de materiales de aprendizaje: Los docentes son responsables de identificar la escasez de materiales de aprendizaje asignados.
  • Remuneración de los docentes: Los formadores analizan los cambios en los métodos de cálculo del salario (si los hay) y los problemas concernientes a la recepción del sueldo.
  • Proceso de implementación: Los formadores le informan a los docentes sobre cualquier cambio o implementación en la política o en los procedimientos de la organización.

Image

Matriculación de Educandos y Evaluación de las Necesidades

Antes del comienzo de cada fase, los representantes de Aagahi identifican a posibles participantes que pudiesen estar interesados en asistir a las clases de alfabetización no formal. Por lo general, identifican las necesidades de la comunidad durante las reuniones de padres y docentes, en las que los representantes de Aagahi le preguntan a los padres si es que a ellos o a alguien de su familia o vecindario les gustaría mejorar sus habilidades de alfabetización. Dado que la mayoría de los docentes de Aagahi son miembros de la comunidad, éstos pueden identificar con relativa facilidad las necesidades locales de alfabetización. Alientan a mujeres, en particular miembros de comunidades locales, a que se unan a las clases de alfabetización.

En otros eventos o interacciones entre las escuelas de la fundación y la comunidad, los representantes de Aaghai también reclutan a potenciales estudiantes. Por ejemplo, durante la asamblea matutina de la escuela, directores y docentes anuncian dónde y cuándo se realizarán las clases de Aagahi. Además, antiguos alumnos de fases anteriores sirven como portavoces y ayudan a la sensibilización comunitaria respecto al programa.

Tras la implementación de una fase en un determinado lugar, el boca a boca se convierte en uno de los métodos más eficaces para llegar a los candidatos interesados. Una vez que el programa ya ha funcionado varias veces en un lugar determinado, los potenciales educandos ya tienen conciencia de aquéllo y pueden así solicitar que los representantes de Aagahi realicen sesiones de aprendizaje en su comunidad o vecindario. Cuando ya han comenzado las clases de alfabetización, la inscripción se prorroga por otras dos semanas, permitiéndole a los propios estudiantes a ayudar a reclutar a nuevos participantes.

Los educandos se matriculan en los centros con la ayuda de representantes y docentes de Aagahi. Antes del comienzo de cada fase, los docentes realizan una evaluación inicial para determinar el nivel de habilidad de cada educando. Durante esta evaluación, los docentes le piden a los participantes que sostengan un lápiz y que escriban algunas palabras básicas y una oración en lengua urdu.

Evaluación de los Resultados de Aprendizaje

Las evaluaciones de aprendizaje se realizan dos veces por fase, tras la finalización del segundo y del cuarto libro. El resultado que se espera del programa es que, al terminar una fase, los educandos puedan leer y entender los textos de uso común en la vida cotidiana, y que puedan realizar escritura y aritmética básica. La Figura 3 explica el calendario de evaluación para cada fase del programa.

Figure 3. Learning sessions timeline.

Figura 3. Línea de tiempo de las sesiones de aprendizaje.

Durante la clase, los docentes realizan evaluaciones escritas y orales con cada educando, evaluando su habilidad para leer y escribir palabras y frases clave. De la misma manera, los educandos deben resolver ejercicios de comprensión. Las evaluaciones no se clasifican, pues los docentes usan los resultados para agrupar la clase de acuerdo con los niveles de desempeño.

Los participantes que demuestren un desempeño satisfactorio en ambas evaluaciones se gradúan y reciben certificados de la Literate Pakistan Foundation, que dan cuenta de que han completado el programa con éxito.

Este programa de alfabetización le permite a los participantes adquirir habilidades básicas de alfabetización, sin embargo, no les permite ingresar al sistema de educación formal de manera automática. No obstante, algunos egresados han continuado su aprendizaje después de completar el programa con éxito y, con la ayuda de sus docentes de Aagahi, fueron capaces de aprobar el examen legal para poder continuar su educación en el sistema formal.

Image

Seguimiento y Evaluación

La Unidad de Desarrollo Comunitario (CDU) de la TCF realiza actividades centralizadas de seguimiento y evaluación. Monitorea y evalúa el programa en base a tres indicadores clave de desempeño: promedio de asistencia por clase, número neto de centros (restando a aquellos centros que ya no están funcionando) y número de educandos exitosos.

Antes del comienzo de cada fase, el MIS le asigna a cada centro de alfabetización un código único de identificación. Este código le permite al personal de la fundación poder identificar a cada centro de manera rápida y sencilla, su ubicación geográfica y sus miembros del personal (docentes, monitores, representantes, etc.). Además, contiene información personal sobre los educandos que están matriculados en cada centro.

La organización ejecutora ha establecido un sistema de recopilación de datos basado en teléfonos móviles, que permite que los docentes puedan enviar diariamente informes de asistencia vía SMS desde cualquier ubicación geográfica dentro de Pakistán, con el fin de recopilar información acerca de la asistencia a los educandos. La organización ejecutora registra los datos en su sistema de gestión interna. El docente compone el mensaje con el ID del centro, la duración de la clase y la asistencia a ésta y lo envía a un número especial asignado para este fin. El sistema le responde automáticamente con un mensaje de agradecimiento tras recibir un mensaje válido, o bien, recibe un mensaje incorrecto si el mensaje no fue enviado de acuerdo con la sintaxis prescrita.

Con el objetivo de utilizar la mensajería móvil para la recopilación de datos de asistencia, la TCF investigó a varios proveedores y contrató a un proveedor de telecomunicaciones para la adquisión de teléfonos móviles y tarjetas SIM, a fin de poder ejecutar el sistema en cuarenta y tres ciudades. Para resolver algunos problemas de implementación, la CDU trabajó en estrecha colaboración con el departamento de TI y los proveedores técnicos de la fundación.

El sistema de asistencia basado en SMS le permite a la CDU realizar un seguimiento de los centros de forma remota y frecuente. El equipo de la CDU monitorea la asistencia, identifica las áreas de bajo reporte/baja asistencia e informa a los representantes de la zona respectiva de Aagahi según sea necesario. El propósito del seguimiento es asegurar la notificación oportuna de la asistencia de los educandos, minimizar el número de centros no declarantes y abordar la asistencia decadente. Con este fin, produce informes semanales los que, posteriormente, son enviados a los equipos de campo para implementar medidas correctivas.

De la misma manera, la CDU creó un equipo de monitoreo a nivel de campo compuesto por “monitores Aagahi”. Éste es un miembro calificado de la comunidad o un miembro del personal de la escuela seleccionado por un representante de Aagahi. Él o ella se encarga de realizar visitas de campo dos veces por fase para determinar la validez de los datos e identificar áreas que requieren una mejoría. El monitor Aagahi visita los centros comunitarios en forma periódica para verificar que estén activos, que funcionan adecuadamente y que cuentan con todo el material de aprendizaje y enseñanza requerido. Tal como en el caso de los docentes, los representantes de Aagahi están obligados a publicar y actualizar la información de los monitores en el sistema de gestión interna de la fundación, en caso de que necesiten ser reemplazados.

Los monitores Aagahi desempeñan un importante papel en la evaluación de los resultados del aprendizaje: durante sus visitas de campo asisten a las sesiones y le hacen ciertas preguntas a los participantes relacionadas con el contenido del programa. Si los estudiantes son capaces de explicarle a una persona externa lo que han aprendido recientemente, los monitores evaluarán su nivel de aprendizaje como satisfactorio. Durante las visitas de campo, los monitores recopilan información y la notifican a través de los Formularios de Monitoreo de Aagahi (AMF), una herramienta de monitoreo diseñada por la CDU. Los monitores reciben capacitación sobre cómo llevar a cabo actividades de seguimiento e informar a través de los AMFs, pero esta entrega formativa se realiza de forma separada de los docentes. Los AMFs se tabulan y analizan para medir la efectividad del centro a través de las regiones, sobre la base de la evaluación de los monitores. Esto le permite a la organización ejecutora clasificar los centros de alfabetización de acuerdo con el desempeño de los educandos.

Asimismo, mediante la retroalimentación sobre la ejecución general del programa, el rendimiento de los formadores y la calidad de la formación, los docentes contribuyen al seguimiento y la evaluación. Presentan evaluaciones finales después de participar en los ToT.

En la Figura 4, se resumen los datos recogidos durante el seguimiento y la evaluación de las ediciones pasadas del programa Aagahi.

Figure 4.Performance over the years (2005-2016). Source: The Citizens Foundation (2016)

Figura 4. Desempeño a lo largo de los años (2005-2016). Fuente: The Citizens Foundation (2016)

Impacto y Desafíos

Impacto y Logros

Desde 2005, el programa ha completado 19 fases y ha establecido más de 3.200 centros de aprendizaje, llegando a 43 ciudades y pueblos de todo Pakistán. Los logros del programa incluyen:

  • La asistencia al programa de un total de 48.350 educandos, que van adquiriendo y mejorando su alfabetización, aritmética y habilidades básicas en diferentes niveles.
  • El 98 por ciento de los educandos exitosos, eran mujeres.
  • La tasa de finalización promedio es de un 94,8 por ciento.

A partir de sus ediciones 19º y 20º en 2015 y 2016, el programa ha visto:

  • Más de 5.000 educandos exitosos por fase
  • Más de 10.000 educandos exitosos anualmente
  • Una tasa de repetición promedio del 4%
  • Un 11 por ciento del total de 1.127 educandos, son miembros de la comunidad que reside alrededor de las escuelas de la fundación o miembros de la familia de un estudiante que asiste a una de estas escuelas.

El componente de aritmética le permite a los participantes realizar aritmética simple, mejorando significativamente su vida cotidiana, pues ya no dependen de otros para contar dinero o lidiar con simples transacciones comerciales. Así también, el programa Aagahi ha difundido la conciencia sobre la importancia que tiene la alfabetización para la vida cotidiana de los participantes y ha alentado a las familias a superar su reticencia hacia la educación. Esta reticencia es particularmente importante en las comunidades en las que las mujeres suelen necesitar el permiso de sus familiares para asistir a la escuela y en donde, a menudo, se les niega su derecho a la educación. En particular, ha alcanzado a mujeres jóvenes y adultas que residen en barrios desfavorecidos cerca de las escuelas de la fundación. El programa también ha contribuido al desarrollo de un entorno positivo de aprendizaje familiar y ha mejorado significativamente la comunicación entre estudiantes, padres y docentes al proporcionar acceso a oportunidades de alfabetización para las mujeres que son miembros de la familia de los estudiantes que asisten a las escuelas de la fundación.

Testimonios de los Participantes

"Mis hijos me traen la tarea y soy completamente capaz de ayudarlos. Aagahi ha reavivado en mí el deseo de leer y saber más acerca del mundo que me rodea." -Shabnam

"Ahora puedo leer instrucciones, recetas y letreros en la calle que están en lengua urdu. Parece que ahora puedo ver todo a mi alrededor." -Razia Bibi

"Para mí Aagahi no es sólo una actividad para pasar el tiempo; ¡me ha dado una nueva vida! Soy autosuficiente, confiado y esperanzado hacia la vida." -Kaneez Fátima

El testimonio de Fátima, una estudiante del programa Aagahi que ha pasado a la educación general

El testimonio de Yasmeen, un alumno egresado del programa que más tarde se convirtió en docente de Aagahi y mentor de Fátima.

Desafíos y Lecciones Aprendidas

Como resultado del desarrollo y expansión del programa en alcance y cobertura geográfica, el personal se ha visto enfrentado a múltiples desafíos y ha aprendido muchas lecciones. Los desafíos a los que se han enfrentado incluyen:

  • Los flujos financieros debieron ser racionalizados y los costos del programa controlados, dado el crecimiento del número de centros y ciudades participantes. En relación al costo por educando exitoso, éste ha ido en aumento debido a las mejoras que se han hecho, como el sistema de notificación de asistencia de los educandos basado en SMS y la introducción de un nuevo manual de salud e higiene.
  • La expansión del programa a nuevas ciudades requirió de una estandarización de las políticas del programa, materiales didácticos, formación y comunicación. Por lo tanto, cada nuevo docente debe completar la misma formación para poder dirigir clases de alfabetización usando formatos similares en diferentes regiones. Ahora la formación aborda las diferencias que pueden existir en los niveles de experiencia, capacidades de aprendizaje y madurez del personal que es diversificado, y la comunicación diaria se mantiene breve y simple para que todos los miembros del personal puedan entenderla fácilmente.
  • El programa pasó de dirigir centros de alfabetización que estaban en las escuelas principalmente, a dirigir cerca del 83 por ciento de los centros de aprendizaje en un entorno comunitario. Este cambio se implementó para facilitar la participación de los habitantes de áreas remotas y para abordar las restricciones de espacio físico en las escuelas de la TCF. La incursión en centros comunitarios exigía un monitoreo más estricto en comparación con la organización de sesiones en las escuelas, ya que esto último permite una mayor proximidad física al personal de monitoreo de la fundación y sus tareas diarias.
  • Las demoras en la recepción de datos del campo impulsaron a la CDU a mejorar las actividades de monitoreo e instituir cambios, como el sistema de reportes de asistencia del educando basado en SMS y un nivel adicional de seguimiento - los monitores Aagahi.
  • Por primera vez se ensayó en una región el sistema de presentación de informes de asistencia del educando basado en SMS; durante esta etapa piloto, tanto el manual como el método móvil de reporte de datos fueron ejecutados paralelamente y escrutados juntos. El sistema fue aplicado de manera progresiva en otras regiones una vez que fueron identificados los problemas en el envío y recepción de mensajes y las soluciones probadas y rectificadas.
  • La etapa piloto reveló la necesidad de comprar teléfonos móviles para todos los docentes de Aagahi, y de cargarles crédito, como también la necesidad de capacitar al personal en distintos escalafones sobre el nuevo método de ingreso de datos. La CDU adquirió teléfonos móviles y tarjetas SIM de postpago y adaptó el sistema del departamento de TI para que sea compatible con el del proveedor de telecomunicaciones. Asimismo, incorporó a su supervisión operacional la manipulación y reparación de teléfonos móviles, pero dado que la mayoría del personal prefirió utilizar sus propios teléfonos en lugar de aquéllos proporcionados por la TCF, finalmente optó por revisar el sistema para permitir que el personal pudiese usar sus propios teléfonos móviles.
  • A medida que el proyecto piloto se iba implementando en todas las regiones, el proceso de monitoreo, los criterios y las herramientas -es decir, los formularios de monitoreo-tuvieron que adaptarse para que pudieran reflejar las realidades del lugar. Los monitores tenían que ser formados por separado y, quienes ya estaban involucrados de forma continua en el programa, fueron formados nuevamente para poder abordar los errores más comunes que eran encontrados al llenar los formularios.
  • Entre los participantes se detectó una tasa de deserción del 25 por ciento. Las razones fueron varias: por ejemplo, algunos educandos que asistían de manera irregular finalmente decidieron no continuar y, mientras, su clase iba progresando significativamente durante su ausencia. En otros casos, hubo un bajo nivel de motivación desde el principio, en otros incapacidad para seguir asistiendo a clases debido a responsabilidades familiares y también se dio una percepción errada de la escacez de beneficios de tener educación en una edad adulta. Actualmente, la organización se está enfocando en el proceso de selección de candidatos para elegir las ubicaciones de los centros de aprendizaje y así abordar los bajos niveles de motivación, tratando de identificar los lugares en donde los educandos están verdaderamente interesados en completar el programa.
  • En las sesiones de alfabetización, la CDU incluyó contenido de impacto social, como por ejemplo, un módulo de salud e higiene. La evaluación de la CDU y un reconocido interés por parte de los donantes, dieron lugar a una necesidad de desarrollo y enriquecimiento del contenido, lo que representó el desafío de encontrar material que abordara las necesidades de la comunidad sin dejar de ser comprensible para los educandos.
  • La formación simultánea de docentes recién contratados y de aquellos experimentados de Aagahi, también significó un desafío: la formación debía ser lo suficientemente fácil como para que los nuevos docentes comprendieran, pero lo suficientemente temática como para animar a los docentes más experimentados a seguir asistiendo a las sesiones de formación. Para ello, los materiales de formación debían ser interactivos.
  • Como resultado de la demanda de los educandos, el inglés fue incorporado en el plan de estudios del programa. Durante las primeras ediciones, los participantes expresaron su deseo de aprender a leer en inglés después de dominar la lectura básica en urdu. El plan de estudios se desarrolló de tal forma que incluyese el alfabeto inglés y algunas palabras en inglés al final del cuarto libro. Esto funcionó como un fuerte incentivo para disminuir la deserción al final de cada fase, aunque las letras y las palabras básicas en inglés también se enseñan a lo largo del curso para así mantener a los educandos interesados en asistir a la clase.
  • En relación con la estandarización del proceso, la CDU adoptó las siguientes medidas de mitigación:
  • Emitir memorandos de política e instituir una línea de ayuda para registrar y resolver problemas a nivel de política y en el lugar.
  • Diseñar un manual de formación que contenga todos los formularios pertinentes, memorandos de política y problemas que haya tenido el personal de campo en las fases anteriores, para ser distribuido a todos los participantes al inicio de cada fase.
  • Efectuar capacitaciones que estén basadas en escalafones, para así mejorar la claridad en las funciones y responsabilidades a nivel regional, de área y de campo.
  • Garantizar la adherencia a los protocolos de comunicación, como la necesidad de que la comunicación con el personal de campo sea canalizada a través de los coordinadores regionales. A medida que se van redactando memorandos de políticas en urdu, los coordinadores regionales tienen la seguridad de que la comunicación con los equipos de campo no se verá obstaculizada por barreras lingüísticas.

Conectar a la CDU con los coordinadores regionales y de área a través de grupos de mensajería móvil para compartir diariamente información pertinente.

Sostenibilidad

La CDU planea continuar expandiendo la cobertura territorial del programa y mejorando el alcance a más educandos. Para ello se utilizarán las siguientes estrategias:

  • Organización y ejecución de actividades de movilización social para aumentar el número de centros en áreas en las que ha sido difícil atraer nuevos participantes, a saber, la región norte del país.
  • Implementación de la the Citizens Foundation - Government Schools Programme (TCF-GSP), una asociación público-privada establecida recientemente a través de la cual la fundación pretende establecer treinta nuevos centros de alfabetización en escuelas gubernamentales que están ubicadas en las provincias de Jaiber Pajtunjuá, Punjab y Sindh.

Además, la CDU está trabajando con su asociado técnico para fortalecer el proceso de formación existente y para proporcionar formación a los mentores locales que más tarde se convertirán en formadores Aagahi, de manera que se pueda mejorar la disponibilidad de formadores y la consistencia de la formación entre las regiones. También se está revisando el proceso de seguimiento para mejorar el proceso de contratación de los monitores Aagahi y sus capacidades.

La Citizens Foundation cuenta con el apoyo de la Literate Pakistan Foundation para garantizar la sostenibilidad de los recursos financieros del programa, particularmente para la provisión de material didáctico y formación de docentes. La TCF diseñó un plan financiero quinquenal y, en colaboración con su asociado técnico, un plan de crecimiento que tiene en consideración los futuros costos del programa y la inflación, dado que actualmente los materiales de aprendizaje y formación representan alrededor del 40 por ciento del costo total del programa. El objetivo de la planificación financiera de la fundación es mejorar la gestión de los gastos y lograr una asignación de recursos más efectiva.

Fuentes

Contacto

Mr. Nabeel Khan
Administrador, Unidad de Desarrollo Comunitario
The Citizens Foundation
Plot No. 20, Sector No. 14, Korangi Industrial Area
Karachi
Pakistan
Tel: (021) 111 823 823
cdu@tcf.org.pk
www.tcf.org.pk

For citation please use

U. Hanemann (Ed.). Last update: 23 Marzo 2018. El Programa Aagahi de Alfabetización de Adultos, Pakistán. UNESCO Institute for Lifelong Learning. (Accessed on: 27 November 2021, 17:53 CET)

PDF in Arabic

Related Documents