Inicio

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19 – resultados del seminario web del 22 de abril

30 Abril 2020

El 22 de abril, como parte de su serie de seminarios en curso para los miembros de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO (GNLC), el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) organizó un seminario web para poner de relieve las medidas que las ciudades están elaborando para atender las necesidades de los inmigrantes y los refugiados en medio de la pandemia del COVID-19. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) presentó un resumen de los retos a que se enfrentan los migrantes y los refugiados, junto con respuestas internacionales coordinadas, seguido de presentaciones sobre las iniciativas de las ciudades miembro de la GNLC de la UNESCO, a saber, Baalbek en el Líbano, Larissa en Grecia y Medellín en Colombia.

En nombre del UIL, el Sr. Konstantinos Pagratis abrió la sesión. Informó sobre las condiciones de vida de los refugiados e inmigrantes en las grandes ciudades, que a menudo son precarias. Esas condiciones han empeorado a causa de la pandemia: por ejemplo, las barreras lingüísticas pueden obstaculizar el acceso de los inmigrantes y los refugiados a la información más reciente sobre el coronavirus, y las condiciones de hacinamiento en las viviendas pueden exacerbar la propagación del virus. El Sr. Pagratis explicó que el propósito del seminario virtual fue el de destacar los esfuerzos que han hecho las ciudades para responder a las necesidades específicas de los inmigrantes y refugiados durante la pandemia.

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)

La Sra. Jacqueline Strecker, oficial de Educación Conjunta de ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, sostuvo que se necesitan respuestas inclusivas. Esto significa comprometerse con las autoridades y redes nacionales y municipales y centrarse inicialmente en la respuesta nacional; es decir, tener en cuenta los efectos del cierre de escuelas, el aprendizaje virtual y el distanciamiento social en los refugiados. Es importante tener en cuenta la equidad; para ello es preciso adoptar un enfoque multimodal para los alumnos con diferentes niveles de acceso y recursos. Asimismo, se necesitan diferentes tecnologías para alumnos de diferentes edades, siendo la televisión y la radio  –incluidos los programas de «entretenimiento educativo»– las más adecuadas para la primera infancia.

Al considerar las necesidades de los refugiados y los migrantes, es necesario planificar una serie de respuestas. Al principio, se debería centrar la atención en la salud y la protección, y las partes interesadas deberían abogar y diseñar respuestas que promuevan la equidad e impliquen una evaluación del acceso y las necesidades en todas las comunidades. Al mismo tiempo, es fundamental promover el aprendizaje continuo a nivel nacional, adquirir y adaptar el contenido para su difusión (tanto en línea como fuera de línea), establecer canales de comunicación entre los profesores y los hogares, trazar planes para las respuestas a medio y largo plazo y apoyar las propuestas para obtener recursos adicionales.

El segundo paso consiste en poner en práctica el aprendizaje en contextos de bajos recursos –por ejemplo, utilizando la radio comunitaria y cargando previamente el contenido del aprendizaje en tarjetas SD o tabletas– y garantizar que los docentes, los cuidadores y los alumnos reciban apoyo continuo mientras los centros de enseñanza permanezcan cerrados. 

La siguiente etapa, cuando las escuelas abren de nuevo sus puertas, consiste en dar cabida a las diversas experiencias de los estudiantes durante el cierre por el COVID-19: no todos se habrán beneficiado del aprendizaje a distancia, por lo que deben hacerse inversiones en programas acelerados, de repesca y de recuperación que aprovechen los recursos digitales.

Por último, en la fase de recuperación –cuando se suavicen las restricciones– la atención se centra en la documentación de las experiencias, la identificación de lagunas, la promoción de las inversiones en infraestructura en línea y fuera de línea y el diseño de programas de alfabetización digital para contrarrestar las brechas digitales. La Sra. Strecker señaló los recursos de apoyo como Kolibri, una plataforma y conjunto de herramientas tecnológicas de código abierto para la educación. En Kampala Uganda, el contenido de Kolibri se ha cargado en un servidor nacional y se han establecido conexiones Wi-Fi para que las personas puedan acceder al aprendizaje incluso en lugares remotos.

Baalbek, Líbano

La Sra. Abir El Khoury Jbeily, consultora de Asuntos Internacionales de la ciudad de Baalbek, en el Líbano, comenzó su exposición con un panorama demográfico: en la actualidad hay 60 000 refugiados sirios y 10 000 refugiados palestinos en Baalbek, que tiene una población total de alrededor de 200 000 habitantes. El municipio ha adoptado medidas de seguridad destinadas a proporcionar seguridad sanitaria a todos sus residentes por igual, ya sean libaneses o refugiados. Antes del cierre total, el municipio se esforzó por sensibilizar a la población mediante una campaña en los medios de comunicación social y se aseguró de que los lugares de alto riesgo permanecieran cerrados y, desde el inicio del cierre, Baalbek ha garantizado el saneamiento regular de los espacios públicos y ha impuesto toques de queda para frenar la actividad local.

Con anterioridad al cierre, ACNUR y las autoridades educativas locales colaboraron para impartir educación a los residentes en el Líbano, incluyendo clases abiertas para los refugiados sirios. La Sra. Jbeily confirmó que ACNUR ha desempeñado un papel fundamental para garantizar la seguridad y la protección de los refugiados, proporcionando ayuda financiera, alimentos, atención médica, matrícula educativa y otros. Lamentablemente, es posible que las iniciativas a nivel local no sean suficientes a medida que empeora la situación económica: alrededor del 40% de la población del Líbano ya vive por debajo del umbral de pobreza, se prevé que la tasa de desempleo nacional llegue al 50% y la moneda libanesa está perdiendo valor. Junto con los esfuerzos locales, se necesita el apoyo de la comunidad internacional para hacer frente a las consecuencias de la pandemia.

Larissa, Grecia

El Sr. Dimitris Deligiannis, presidente del Consejo Municipal de Larissa, destacó cómo Larissa apoya los esfuerzos del Gobierno griego para proporcionar alojamiento y servicios a los solicitantes de asilo a través del programa de Apoyo de Emergencia para la Integración y el Alojamiento (ESTIA, por sus siglas en inglés). Incluso antes de la pandemia, se ha recurrido a trabajadores sociales e intérpretes para ayudar a este grupo vulnerable a acceder a servicios médicos, oportunidades de empleo, cursos de idiomas y actividades recreativas. Se han coordinado las medidas para la integración social y la educación, y las escuelas y centros comunitarios locales han desempeñado un papel fundamental.

Como resultado de la pandemia, las iniciativas en favor de los refugiados se han ampliado para incluir una línea telefónica de ayuda que funciona las 24 horas del día para responder a las preguntas y prestar apoyo; mensajes de texto para impartir medidas de seguridad; la distribución de material impreso por parte de las principales instituciones sanitarias; y entregas a domicilio de material de limpieza, líquidos antisépticos, guantes y mascarillas sanitarias. La municipalidad de Larissa ha tratado de mantener una comunicación diaria con los refugiados locales mediante videoconferencias y, cuando ha sido necesario, visitas. Asimismo, se ha procurado garantizar que se adopten medidas de seguridad en los campamentos de refugiados, incluido el distanciamiento adecuado. Se ha dado a los padres refugiados la oportunidad de matricular a sus hijos en la Red Escolar Panhelénica y se han facilitado instrucciones traducidas, aunque la ausencia de ordenadores y de conexiones fiables a Internet en los campamentos de refugiados ha generado obstáculos. El Sr. Deligiannis concluyó su intervención con algunas cuestiones que deben tenerse en cuenta, a saber, cómo comunicarse entre culturas e integrar comunidades culturales aisladas, y cómo evitar que la xenofobia y la idea errónea de que Grecia es un país de «tránsito» para los refugiados obstaculicen los esfuerzos de apoyo local.

Medellín, Colombia

La Sra. Luz Ángela Álvarez, jefa de programa de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos de la Ciudad de Medellín, en Colombia, destacó algunas de las medidas adoptadas para responder a las necesidades de los inmigrantes y refugiados, muchos de los cuales proceden de la cercana Venezuela.

La iniciativa «123 Servicios Sociales», por ejemplo, ofrece programas organizados de transporte, alimentación y apoyo a los refugiados. Entre las medidas adicionales que abarca este servicio figuran la atención psicosocial, los traslados a hospitales, la gestión de la atención de salud y el alojamiento de emergencia. La Sra. Álvarez agradeció el apoyo de los asociados estratégicos de Medellín, cuya ayuda, subrayó, ha permitido gestionar con éxito los recursos de la ciudad en este momento excepcional. Además, como medida adicional, la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos de Medellín ha creado Mesa de Gestión Migratoria para los migrantes venezolanos, cuyo objetivo es apoyar a los refugiados y los migrantes con elementos esenciales como las transferencias monetarias y el alojamiento temporal.

Debate

A lo largo de las diversas presentaciones, los participantes se mostraron activos en la formulación de preguntas. La Sra. Marie Macauley (UIL) abrió el debate preguntando a las ciudades qué medidas han adoptado para garantizar la educación de los niños refugiados. La Sra. Álvarez señaló el programa «Buen Comienzo» de Medellín, que beneficia a los niños de 0 a 5 años, incluidos los niños refugiados. En la ciudad de Larissa, existe una diferencia jurisdiccional entre los refugiados en alojamientos privados y los refugiados en campamentos: los primeros están bajo la jurisdicción de la ciudad, mientras que los que están en campamentos no lo están. Esto significa que la ciudad está en mejores condiciones de apoyar la integración de los jóvenes en los alojamientos proporcionados localmente.

ACNUR ha documentado varias iniciativas eficaces para promover la educación infantil de los refugiados, entre ellas la programación de radio y las emisiones de televisión para niños. Como ejemplo concreto, a través del proyecto Translate a Story (Traducir una historia), los libros que forman parte del plan de estudios nacional de un país se traducen a varios idiomas para que sean accesibles a los hijos de los refugiados.

En respuesta a la pregunta posterior formulada por la Sra. Macauley –y extraída del público– sobre el aprendizaje familiar para los refugiados y migrantes, cabe señalar que ACNUR considera la pandemia como una oportunidad para alentar a las familias y comunidades a participar más en el aprendizaje. Los niños pueden ayudar a los padres y abuelos a comprender el contenido de los programas de aprendizaje, lo que demuestra el importante papel que desempeña el aprendizaje intergeneracional durante crisis como la del COVID-19.

Para cerrar el debate, se subrayó el reto constante de monitorear la eficacia del aprendizaje digital para los migrantes y refugiados.

Los seminarios web de la GNLC

Este evento en línea fue parte de la serie de seminarios web de la GNLC «Ciudades del aprendizaje de la UNESCO» en respuesta al COVID-19. Los seminarios web, concebidos como una oportunidad para que los miembros de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO (GNLC) compartan las iniciativas locales que han tenido éxito durante la pandemia, atraen regularmente a cientos de representantes de ciudades y otras partes interesadas. Ciudades de diferentes regiones del mundo hacen presentaciones y los asistentes participan en debates que invitan a la reflexión sobre la mejor manera de abordar la situación actual, es decir, cómo mitigar sus peores efectos y, de alguna manera, aprovechar las oportunidades que surjan de manera inesperada. Haga clic en los enlaces que se muestran a continuación para leer los resúmenes de los seis seminarios web anteriores.

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19: apoyo de las instituciones de enseñanza superior a las comunidades locales. Resultados del seminario web del 15 de abril.

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Los casos de Ciudad de México (México), Bogotá (Colombia), Lima (Perú). Resultados del seminario web del 9 de abril.

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19: Aprendizaje familiar y apoyo comunitario. Los casos de Gdynia (Polonia) y Cork (Irlanda), así como las observaciones de expertos de Alemania y Pakistán. Resultados del seminario web del 8 de abril. 

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19: Equidad e inclusión. Los casos de Espoo (Finlandia), Chengdu (República Popular China), Swansea (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte). Resultados del seminario web del 1 de abril.

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Los casos de Osan (República de Corea), Wuhan (República Popular China), Turín (Italia), São Paulo (Brasil). Resultados del seminario web del 24 de marzo. 

Ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19. Los casos de Shanghái y Beijing (República Popular China), Fermo (Italia), Kashan (República Islámica de Irán). Resultados del seminario web del 19 de marzo.

No pierda la oportunidad de unirse a nuestros próximos seminarios web. Para más información, visite https://uil.unesco.org/es/evento/seminario-web-las-ciudades-del-aprendizaje-unesco-responden-al-covid-19

Vea nuestras entrevistas en video con alcaldes y otros representantes de las ciudades del aprendizaje de la UNESCO en respuesta al COVID-19 en https://www.youtube.com/playlist?list=PLivu_GCiL2mjYQOp64hcvzGNsC75QKSLw

Case studies

Related Document

Related Content