Inicio

Una historia de éxito – Susan Berdie: Ghana adopta el aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos en su nuevo plan sectorial de educación

9 Abril 2019

Uno de los objetivos del recientemente adoptado Plan Sectorial de Educación 2018–2030 del Gobierno de Ghana es aumentar la igualdad de acceso a la educación no formal de calidad mediante la promoción de los componentes clave del Marco de Acción de Belém, documento final de la Sexta Conferencia Internacional de Educación de Adultos (CONFINTEA VI). En el documento se pide a los Estados miembros de la UNESCO que refuercen el aprendizaje y la educación de adultos en cinco «ámbitos de acción» clave, a saber: 1) la política; 2) la gobernanza; 3) la financiación; 4) la participación, la equidad y la inclusión; y 5) la calidad. Junto con la subsiguiente Recomendación sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos (2015), presenta una guía estratégica para el desarrollo global del AEA desde la perspectiva del aprendizaje a lo largo de toda la vida.

La División de Educación No Formal (NFED por sus siglas en inglés) del Ministerio de Educación de Ghana, que coordina la educación no formal en el país, envió a la Sra. Susan Berdie, entonces directora adjunta de la Sección de Desarrollo de Materiales de la NFED, a participar en el Programa de Becas CONFINTEA en el año 2011, programa promovido por el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida. Bajo la supervisión de expertos del UIL, elaboró un proyecto de estrategia para la aplicación del Marco de Acción de Belém en Ghana, que actualmente se ha utilizado para fundamentar el Plan Sectorial de Educación del país.

Cuando se le preguntó sobre su etapa como becaria del UIL, la Sra. Berdie comentó: «Nunca antes había estado expuesta a tanta información sobre educación de adultos y educación no formal. La información aportada por el UIL me pareció de un valor incalculable». La NFED espera recibir más apoyo técnico del Instituto en el futuro.   

La educación de adultos y no formal es un tema central del recientemente aprobado Plan Sectorial de Educación de Ghana: se considera una forma de satisfacer las necesidades de aprendizaje de las personas que no tienen acceso a la educación formal, aumentando así sus oportunidades de empleo y contribuyendo a la reducción de la pobreza. Las bajas tasas de alfabetización y las desigualdades de género todavía persisten en Ghana, especialmente en las zonas rurales, y una forma de abordar este problema es ofrecer programas de educación de adultos de calidad.

Entre 2011 y 2017, el UIL acogió a 38 becarios (19 hombres y 19 mujeres, 31 de los cuales eran funcionarios gubernamentales y 7 representantes de ONG) de 32 países. El último ciclo se organizó en noviembre de 2017.