Inicio

Entrevista: "La tasa de alfabetización en Afganistán ha aumentado hasta un 43%"

20 Marzo 2020

El Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) ha prestado apoyo técnico al Gobierno de Afganistán desde 2012 con el fin de mejorar los conocimientos de alfabetización de aproximadamente 1,2 millones de personas. El Ministerio de Educación de Afganistán, con el apoyo técnico de la Oficina de la UNESCO en Kabul y el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL), se centra actualmente en el fortalecimiento de la capacidad y la mejora de la calidad de la educación básica y la alfabetización de jóvenes y adultos. El UIL proporciona asesoramiento sobre políticas y planeación, sobre diseño y desarrollo de planes de estudio, formación de educadores de adultos y facilitadores de la alfabetización, acerca de monitoreo y gestión de la información, y garantía de calidad.

Mohammad Yasin Samim, asesor técnico superior del ministro en el Ministerio de Educación de Afganistán, explica la situación actual de la alfabetización de jóvenes y adultos en su país y examina los problemas, las posibles soluciones y las medidas a adoptar en el futuro.

¿Cuál es la situación actual de la alfabetización y la educación básica de jóvenes y adultos en Afganistán?

En la actualidad, más de 10 millones de jóvenes y adultos en Afganistán son analfabetos. Sin embargo, desde 2016, el país ha hecho progresos significativos. Si bien en 2016/17 la tasa de alfabetización era del 34,8 por ciento, el Instituto de Estadística de la UNESCO confirmó recientemente que ha aumentado al 43por ciento. Se trata de un aumento notable del 8 por ciento. Asimismo, la tasa de alfabetización de los jóvenes de entre 15 y 24 años de edad se ha incrementado considerablemente y ahora es del por 65 por ciento.

Sin embargo, a pesar de estos logros, todavía existen enormes desafíos y un gran número de personas que carecen de alfabetización y de oportunidades de educación continua en nuestro país. También seguimos enfrentándonos a una importante brecha en cuestiones de género. La tasa de alfabetización de los hombres es del 55 por ciento; la de las mujeres es solo del 29,8 por ciento.

 

 

¿Cuáles son los principales desafíos para que Afganistán logre la alfabetización universal?

En base a los análisis que hemos realizado para la planificación de estrategias dentro de nuestro ministerio, los principales desafíos incluyen la falta de financiación; la escasa capacidad organizativa tanto a nivel central como provincial y de distrito; la inseguridad y los factores socioeconómicos como la paridad; y las barreras culturales sociales que impiden que los adultos de edad avanzada reciban una educación, en particular las mujeres de edad avanzada.

En 2018, el UIL firmó un acuerdo de cooperación con la Oficina de la UNESCO en Kabul para un proyecto a gran escala destinado a mejorar el sistema educativo de Afganistán, denominado «Mejores sistemas educativos para el futuro de Afganistán» (BESAF, por sus siglas en inglés).

¿De qué manera se está consiguiendo esto?

La UNESCO es un socio estratégico del Ministerio de Educación de Afganistán desde 2001. Apoya la coordinación de políticas y la gestión de fondos, y crea capacidades técnicas en áreas como son los planes de estudio y la formación del profesorado. El proyecto de la BESAF, de tres años de duración y financiado por Suecia, permite al UIL y a la UNESCO trabajar con el Ministerio Adjunto de Educación para elaborar la estrategia nacional de educación básica de jóvenes y adultos, llevar a cabo una encuesta de evaluación nacional, elaborar planes de estudio para la educación básica de jóvenes y adultos y profesionalizar la formación de docentes.

¿De qué manera os beneficiáis del apoyo del UIL?

El UIL reúne y difunde estudios de casos de buenas prácticas y experiencias de todo el mundo y también de la región, lo que constituye una gran ventaja para el Ministerio de Educación de Afganistán a medida que avanzamos en el desarrollo de estrategias, la evaluación nacional y los programas de estudio y formación de docentes. Seguiremos necesitando la experiencia del UIL, que contribuye en cuanto a proporcionar asesoramiento, dar respuestas y también compartir los recursos que necesitamos para estas áreas.

La asociación que tenemos con organizaciones como la UNESCO, el UIL y otras es una gran ventaja para nosotros, porque nos brinda la oportunidad de aprender de las experiencias mundiales y regionales y de mantenernos al día con los últimos acontecimientos que se producen en el sector.

¿Cuál es su visión de la alfabetización en Afganistán en 2030?

Nuestra visión es que, para 2030, todos los jóvenes y una proporción sustancial de hombres y mujeres adultos tengan acceso a oportunidades equitativas en materia de alfabetización y educación básica de adultos, que les permitan participar activamente en la sociedad y el mercado y en los objetivos generales de desarrollo del país.

 

Case studies

Related Document

Related Content