Inicio

«La reducción de la brecha digital nos permitirá satisfacer las necesidades de aprendizaje de las personas pobres y vulnerables»

2 Febrero 2021

La Sra. Rudo Mabel Chitiga, antigua Secretaria Permanente del Ministerio de Asuntos de la Mujer, la Comunidad y las Pequeñas y Medianas Empresas de Zimbabue, se incorporó al Consejo Directivo del Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) en noviembre de 2020. Lea nuestra entrevista con ella y conozca los retos a los que se enfrenta la región africana para convertir el aprendizaje a lo largo de toda la vida en una realidad, y conozca también el apoyo que puede ofrecer el UIL.


¿Cuál es la situación del aprendizaje a lo largo de la vida en su región?

En la región africana, el aprendizaje a lo largo de la vida está reconocido como parte integrante de la educación inclusiva y de la Educación para el Desarrollo Sostenible. El Protocolo sobre Educación y Aprendizaje de la Comunidad para el Desarrollo del África Meridional (SADC, por sus siglas en inglés) considera prioritarias la educación a lo largo de toda la vida y la educación a distancia para adultos. El desarrollo comunitario y los programas a distancia se consideran los principales canales de distribución.

La educación a lo largo de toda la vida es también una estrategia clave para empoderar a las mujeres al adquirir medios de subsistencia y otras habilidades necesarias. Aunque cada país de la región tiene sus propias prioridades y programas, los ámbitos de cooperación entre países incluyen la concienciación sobre el cambio climático y los derechos de salud sexual y reproductiva.

Las autoridades locales de las ciudades y pueblos desempeñan un papel fundamental en la impartición de la educación de adultos, mientras que las organizaciones no gubernamentales son las principales suministradoras de aprendizaje a lo largo de toda la vida. Con la pandemia del COVID-19, los esfuerzos se han desplazado hacia el uso de la tecnología digital para impartir el aprendizaje. Existe el riesgo de que muchos grupos vulnerables hayan quedado excluidos del aprendizaje como consecuencia de la pandemia.

¿Cuáles son los principales desafíos a la hora de implementar el aprendizaje a lo largo de toda la vida?

Los departamentos de educación y alfabetización de adultos de los ministerios de educación suelen ser los menos financiados, lo que provoca que se concentren en cuestiones políticas sin valorar del todo lo que ocurre en la realidad. La falta de financiación por parte de los gobiernos y su dependencia de las fuentes de financiación no gubernamentales hace que la sostenibilidad sea motivo de preocupación. Por otra parte, las personas vulnerables, especialmente en las zonas rurales y remotas, pueden quedar excluidas de la actividad central del desarrollo nacional debido a la falta de financiación gubernamental. La pandemia del COVID-19 ha excluido aún más a las personas vulnerables del aprendizaje. También se observa una tendencia creciente a que la mayoría de los empleos se encuentren en el sector informal. Esto requiere nuevas habilidades de autogestión, conciencia de bienestar y habilidades empresariales, incluyendo el marketing online. El acceso a estas competencias no siempre es universal, en particular para los habitantes de las zonas rurales y remotas.

¿De qué manera puede el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) prestar apoyo para afrontar estos desafíos?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacen hincapié en que nadie debe quedarse atrás. El UIL tiene experiencia en proporcionar apoyo técnico en el desarrollo de estrategias, la elaboración de políticas y la promoción del aprendizaje a lo largo de toda la vida. Existe la oportunidad de ayudar a reducir la brecha digital y conseguir una mayor planificación y asignación de recursos para satisfacer las necesidades de aprendizaje de las personas pobres y vulnerables, incluidas las personas con discapacidad, los jóvenes no escolarizados y las mujeres, tanto en las zonas urbanas como en las rurales.

El UIL también podría ayudar a los países a desarrollar estrategias para la coordinación de los programas e instituciones de educación a lo largo de toda la vida, con el fin de facilitar y permitir la evaluación del esfuerzo y el impacto del sector en la reducción de la pobreza, el desarrollo de la comunidad y el empoderamiento de las mujeres.

Case studies

Related Document

Related Content